13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El laboratorio del Vall d’Hebron logra entregar sus análisis en 30 minutos

Los ingenieros diseñan una solución única para la cadena de transporte

Lunes, 29 de junio de 2015, a las 17:10
Javier Barbado. Madrid
Los laboratorios clínicos del Vall d’Hebron de Barcelona disponen de una tecnología robótica pionera en la comunidad internacional que los convierte en los de mayor volumen del país y uno de los que mejores tiempos de respuesta ofrece al paciente, además de estar especializados en pruebas específicas que no se realizan en otros hospitales españoles.

Ernesto Casis.

“Si antes el tiempo promedio de entrega al paciente de sus análisis en las urgencias del hospital era de alrededor de una hora, en este momento se tarda menos de 45 minutos, en concreto entre media hora y una. Y los de enfermos ingresados, que normalmente se tenían listos a lo largo de 24 horas, ahora se dan a las tres horas”, ha precisado a Redacción Médica Ernesto Casis, el director de Laboratorios Clínicos Vall d’Hebron de Barcelona, como se los conoce desde que el las autoridades del Instituto Catalán de la Salud (ICS) fusionaron, en un solo servicio, los correspondientes al propio centro y los de Manso y Bon Pastor.

El tamaño y capacidad de esta central de análisis clínicos abastece las necesidades de 6.000 enfermos cada día. Pero su peculiaridad estriba en el sistema diseñado por los ingenieros para unir sus brazos robóticos con los analizadores, único en España e incluso en el mundo, como lo prueba el interés despertado desde su apertura, el pasado mes de septiembre, entre delegaciones sanitarias de Estados Unidos y Alemania, entre otros países.

“Acabamos de poner a punto el sistema en noviembre de 2014, pero se adjudicó, en forma de concurso, en enero del mismo año, en concreto a Siemens en lo que se refiere al montaje de los brazos robóticos”, ha explicado Casis, quien ha matizado que los laboratorios trabajan también con otras empresas adjudicatarias como, por ejemplo, Roche en el caso de los hemogramas. “Los ingenieros terminaron su tarea en el mes de octubre, y nosotros empezamos a colocar muestras en el mes de noviembre a partir de un largo y complicado proceso”, ha resuelto.

Instrumentos construidos para el hospital ex profeso

“La robótica e instrumentos utilizados en los laboratorios son aparatos muy rápidos que nunca hasta ahora, se habían combinado en una sola cadena de transporte de tubos de ensayo; de ahí que se diseñara un desarrollo tecnológico específico con capacidad de traslado del material a la elevada velocidad que requieren los analizadores; sin duda, costó mucho ponerlo en práctica por se trata de un trabajo de ingeniería muy importante”, ha señalado Casis.

Foto de familia del equipo de profesionales de los laboratorios clínicos del Vall d'Hebrón.