Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Miércoles, 25 de diciembre de 2013, a las 13:23
Redacción. Zaragoza
El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha sugerido al Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) que concluya el estudio que está realizando para dimensionar “adecuadamente” las plazas de centros de día de la región.

García Vicente, Justicia
de Aragón.

Además, García Vicente ha pedido que se adopten las medidas oportunas para que las personas dependientes que tienen reconocido este recurso en su Programa Individual de Atención (PIA) pero no puedan acceder al mismo por no estar disponible “perciban sin mayores retrasos la prestación económica vinculada al servicio que les corresponda”. Según ha explicado a los usuarios a los que se concede una plaza pública se les suele trasladar a un centro de día del Gobierno de Aragón y hay personas que lo tienen reconocido en su PIA pero “no reciben tampoco la prestación económica vinculada al servicio, por lo que algunas familias muestran su descontento”.

Tras visitar una veintena de centros de día desde 2004, la asesora del área de mayores del Justicia ha sugerido al Gobierno regional que impulse las medidas que favorecieran su acceso, propiciando el empleo de este recurso para coadyuvar a la atención que presta la familia y favorecer la mejora de la calidad de vida del usuario al recibir las atenciones precisas y poder desarrollar las actividades de estimulación adecuadas a su situación psicofísica.

La institución del Justicia ha constatado la existencia de plazas concertadas vacantes en algunos centros pues, al parecer, la Administración opta por dirigir a las personas que demandan este servicio o que se encuentran ya haciendo uso del mismo en un centro privado hacia las plazas disponibles en los centros públicos del Gobierno de Aragón, siendo que en este último caso, al usuario le puede suponer un trastorno al estar ya familiarizado con el centro al que acude.