Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El ISCIII acredita al IMIB como Instituto de Investigación Sanitaria

Supone “un pasaporte para la obtención de fondos públicos y privados de financiación”

Viernes, 26 de diciembre de 2014, a las 13:39
Redacción. Murcia
El Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) ha obtenido la acreditación como Instituto de Investigación Sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III, según ha informado la institución docente en un comunicado. Se trata de un logro perseguido “con afán” desde que el Gobierno regional y la Universidad de Murcia (UMU) se asociaron en el IMIB, en virtud de un convenio de colaboración suscrito en febrero de 2011.

Así, si al anterior equipo rectoral correspondió iniciar los trabajos que han contribuido a desembocar en esta acreditación, al actual le ha tocado “culminarlo” con la puesta en funcionamiento del edificio de laboratorios de investigación (LAIB) y el traslado de los grupos de investigación. Ahora, la Universidad afirma que “debemos entre todos poner en valor lo conseguido y ayudar a que el IMIB se sitúe a la cabeza del exclusivo club de institutos acreditados, punta de lanza de la investigación biosanitaria en España”.

La obtención de esta distinción es, según la UMU, un “pasaporte para la obtención de importantes fondos públicos y privados de financiación de la investigación”. Además, se ha visto acompañada de la entrega a la Universidad del proyecto definitivo del edificio de aulas y laboratorios de prácticas por su redactor, el arquitecto Roque Salinas Estañ.

De este modo, ha afirmado que la Universidad está más cerca de crear un entorno asistencial, docente e investigador de calidad en el Campus de Ciencias de la Salud, producto de la interacción de un trinomio esencial compuesto por el LAIB, sede física del IMIB, el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y el mencionado edificio de aulas y laboratorios de prácticas. La Universidad de Murcia ha explicado asimismo que el potencial de esta combinación “es inmenso, y los efectos directos e indirectos en términos de generación de bienestar y actividad económica, también”.