15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El IPFB advierte de que uno de cada cuatro embarazos termina en aborto

Detalla que entre los 35 y los 39 años, las interrupciones han aumentado en 80

Jueves, 27 de diciembre de 2012, a las 23:23

Redacción. La Palma
El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha advertido de que uno de cada cuatro embarazos del archipiélago termina en aborto, ya que de los 14.929 embarazos de 2011 se produjeron 3.571 abortos (23,9 por ciento), un 3 por ciento más que en 2010.

Agustín Buades, presidente del IPFB.

IPFB, que ha analizado los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, ha señalado en un comunicado que en la actualidad, "más que nunca", es necesaria la aprobación por parte del Govern balear de una Ley de protección de la maternidad ante los 3.571 abortos que se produjeron en Baleares en 2011, 276 más que en 2010.

El Instituto ha detallado que entre los 35 y los 39 años, las interrupciones del embarazo han aumentado en 80, entre los 25 y los 29 años han ascendido en 50, mientras que los abortos en adolescentes de entre 15 y 19 años se han incrementado en 34.

En opinión del IPFB, también ha aumentado la utilización del aborto como método anticonceptivo, ya que si en 2010 había 1.074 mujeres que abortaron y que ya lo habían hecho con anterioridad, en 2011 la cifra ha crecido hasta alcanzar las 1.249.

El Instituto ha propuesto una serie de directrices para crear una ley por la que "toda mujer embarazada que se encuentre en una situación de especial riesgo social o desamparo" tenga derecho a ser asesorada e informada de forma personalizada sobre las ayudas que puede recibir para ejercer su derecho a ser madre y para la mejor atención a su hijo.

Entre estas medidas, el IPFB ha destacado que la ley debería contemplar el apoyo a la maternidad y la protección del concebido no nacido, potenciar el carácter transversal de las políticas sociales de protección de la maternidad y su respectiva organización e instrumentación e impulsar la formación afectivo sexual dirigida, en especial, a los menores de edad.

El IPFB ha señalado además la necesidad de fomentar las medidas y programas socio-laborales de las mujeres gestantes tendentes a garantizar su autonomía personal y patrimonial frente a situaciones de vulnerabilidad, la promoción de la adopción y el acogimiento como alternativas eficaces, así como la corresponsabilidad de los hombres durante el embarazo de la mujer y su responsabilidad con los hijos.