Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El Instituto de Investigación Sanitaria incrementará las fuentes de financiación

Integra a los hospitales Miguel Servet y Clínico, Universidad de Zaragoza y Centro de Investigación Biomédica

Lunes, 27 de octubre de 2014, a las 12:16
Redacción. Zaragoza
El Gobierno, la Universidad de Zaragoza, el Centro de Investigación Biomédica de Aragón y Servicio Aragonés de Salud han suscrito la creación del Instituto de Investigación Sanitaria, cuyo objetivo es mejorar las fuentes de financiación de los 50 grupos y 750 investigadores que se agrupan en él.

Ricardo Oliván.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Ejecutivo aragonés, Ricardo Oliván, ha explicado que la creación de este instituto, con la fórmula jurídica de una fundación, "acoge el núcleo fundamental de la investigación sanitaria de Aragón, que es de alta calidad, tanto en grupos como temas investigados e instalaciones". Al respecto, ha aclarado que este es un "paso fundamental" y "condición necesaria" para lograr que el Instituto Carlos III, entidad estatal para la investigación biomédica y que acredita a los institutos de excelencia, otorgue esta última, para poder acceder a la financiación que aporta.

El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, ha dicho que la creación de este instituto es un "hito histórico" y "un paso definitivo hacia una investigación sanitaria de calidad" y de "excelencia", ya que con la acreditación nacional estará "en la primera división" para acceder a fuentes de financiación en este ámbito ya que los institutos "que no estén acreditado tendrán más dificultades de obtenerla".

El acta de creación ha sido suscrita por Oliván, López, el director del Centro de Investigación Biomédica de Aragón (IACS), Luis Rosel, y el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Ángel Sanz, ya que el nuevo instituto reúne a 15 grupos de investigación del Hospital Miguel Servet, a 13 del Clínico Universitario, 15 de la Universidad de Zaragoza y siete del IACS. En estos momentos, se gestionan entre todos ellos entre cinco y siete millones de euros destinados directamente a la investigación sanitaria, sin contabilizar los costes salariales y las infraestructuras. Sus líneas de investigación principales se centran en los ámbitos del cáncer, medicina regenerativa, enfermedades cardiovasculares, enfermedades infecciosas y salud pública, así como en biología molecular y bioingeniería.

El consejero de Sanidad ha explicado que "llevamos mucho tiempo trabajando" para cumplimentar los trámites que supone crear una fundación y ha aclarado que el proceso "ya comenzó en la anterior legislatura", cuando "hubo una auditoria que no se pudo superar", mientras que ahora esperan realizar un nuevo examen a finales de este año o principios del que viene.

Ricardo Oliván ha precisado que una de las razones por las que no se superó esa auditoría es que no había una entidad jurídica propia para la gestión independiente de la investigación que agrupara a todas las instituciones implicadas, algo que "se solventa con la creación de este instituto". En este momento, ha opinado que están preparados para superar el examen, algo en lo que también ha confiado el rector. Oliván ha estimado que, en caso de que esa así, podrían recibir la acreditación a principios de 2015.

Respecto al coste de la nueva fundación, el consejero ha manifestado que es "prácticamente cero" ya que, además de los gastos administrativos de creación, va a funcionar con el personal y las infraestructuras con que ya cuentan las diferentes entidades implicadas.