Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El Instituto de Ciencias de la Salud no apoyará la investigación “que no tenga efecto directo positivo para la sanidad”

Las líneas maestras son gestionar mejor los recursos y hacer que la investigación “sea de verdad práctica y útil”

Jueves, 09 de febrero de 2012, a las 17:02

Ricardo Oliván.

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha afirmado que el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (I+CS) “no va a mover ni un dedo para apoyar una investigación que no tenga un efecto directo positivo para la sanidad, que no sea aplicable en la sanidad”.

Oliván ha respondido así al diputado del Partido Socialista (PSOE), Eduardo Alonso, quien, en el pleno de las Cortes de Aragón, le ha preguntado cuáles van a ser la líneas maestras del Plan de competitividad interna aprobado recientemente por el Consejo de dirección del I+CS.

El consejero ha comentado que “históricamente este Instituto y otros se han dedicado a investigar cuestiones que iban más en beneficio de los investigadores que de la sanidad” y ha señalado que las “líneas maestras” del plan de competitividad son gestionar mejor los recursos, obtener más recursos ajenos y hacer que la investigación “sea de verdad práctica y útil”.

Oliván ha apuntado que como responsable del Departamento y del Instituto va a intentar que “toda investigación sea aplicable y para eso hay que dar un paso importante y que la investigación pase a innovación y que un producto pueda llegar al mercado y ser usado en el marco de la sanidad”.

Para eso, se ha dado un “paso importante” con “la puesta en marcha del proyecto de biorregión médica, Bio-Med Aragón, donde vamos a aglutinar todo el conglomerado de investigación, con el ICS a la cabeza, y también con la universidad, por supuesto, y con las empresas aragonesa con experiencia en la materia para que ese paso de la investigación al mercado se dé en condiciones”.

El diputado del PSOE, Eduardo Alonso, ha opinado que la investigación “va por otros temas, como fomentar equipos interdisciplinares, formar equipos de trabajo” y que “no se ningunee la labor que están desarrollando en otras parcelas de la Universidad de Zaragoza equipos de investigación, de los que los primeros beneficiados son los enfermos y discapacitados de Aragón”.

Al respecto, ha mencionado trabajos del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), y también ha pedido al consejero que “no encarezca los productos que benefician al desarrollo de los programas de investigación” y “mantengan los niveles de investigación de la Comunidad autónoma”.