Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50

El Instituto de Ciencias de la Salud estudia la relación entre grasa corporal y obesidad

Uno de sus objetivos es proporcionar soluciones prácticas a los problemas reales a los que se enfrentan estos pacientes y los profesionales que trabajan con ellos

Martes, 17 de abril de 2012, a las 15:31

Redacción. Zaragoza
El grupo de Biología del tejido adiposo y obesidad –Adipofat-, del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), está llevando a cabo un proyecto de investigación centrado en el estudio de la obesidad y la nutrición con el objetivo de comprender por qué algunas personas obesas desarrollan complicaciones, como diabetes o infartos, mientras que otras permanecen libres de estas complicaciones durante muchos años o incluso toda la vida. Para ello, este grupo de reciente creación ha comenzado a estudiar la relación entre la grasa corporal y la aparición de enfermedades asociadas a la obesidad.

José Miguel Arbonés, investigador del IACS desde el año 2011, lidera el grupo de Biología del tejido adiposo y obesidad –Adipofat-.

Pero su investigación tiene también como objetivo proporcionar soluciones prácticas a los problemas reales a los que se enfrentan los pacientes obesos y los profesionales que trabajan con estas personas (dietistas, médicos de familia, endocrinos, etc.) Concretamente, analizan la interacción entre los genes y los nutrientes con el fin de diseñar una alimentación individualizada, adaptando las necesidades nutricionales de cada individuo a sus características genéticas.

Para ello, estudian las alteraciones de la grasa corporal de pacientes obesos y colaboran con el National Heart and Blood Institute (EEUU) en el análisis de estudios epidemiológicos como el CARDIA o el CHS donde se recogen las características genéticas de miles de personas y su alimentación durante 20 años.

Adipofat está liderado por José Miguel Arbonés, investigador del IACS desde el año 2011. Arbonés, farmacéutico por la Universidad de Navarra, realizó su doctorado en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular y Celular de la Universidad de Zaragoza. Posteriormente, trabajo durante casi cinco años en la University of North Carolina (EEUU) con Oliver Smithies, Premio Nobel en Medicina en el año 2007.