Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El Instituto Carlos III distingue al IMIB como centro de excelencia investigadora

Optimiza los recursos biosanitarios y lleva a la práctica los resultados de las investigaciones

Martes, 23 de diciembre de 2014, a las 11:26
Redacción. Murcia
El Instituto de Salud Carlos III ha concedido al Instituto de Investigación Biosanitaria (IMIB) la acreditación que lo distingue como centro de excelencia investigadora en el sector sanitario, una condición que hasta el momento ostentan 20 centros en toda España.

Parrilla.

En concreto, el IMIB, dirigido por Pascual Parrilla, se encuentra ubicado en el Hospital General Universitario Virgen de la Arrixaca, y está respaldado por un acuerdo entre la Consejería de Sanidad y Política Social, el Servicio Murciano de Salud, la Universidad de Murcia y la Fundación para la Formación e Investigación Sanitaria de la Región de Murcia.

El objetivo de este centro, del que forman parte un total de 613 investigadores adscritos a 46 grupos, es coordinar y optimizar los recursos en materia de investigación biosanitaria, y de llevar a la práctica los resultados de estas investigaciones.

Entre las infraestructuras del IMIB destacan los laboratorios del edificio LAIB del Campus de Ciencias de la Salud, el animalario libre de patógenos, la sala blanca de producción celular, y el centro de investigación en cáncer de la Arrixaca así como los laboratorios de Hematología del Centro de Hemodonación.

“Gran trabajo” de los profesionales

Por su parte, la consejera de Sanidad y Política Social, Catalina Lorenzo, considera este reconocimiento como una gran noticia para que los investigadores puedan seguir avanzando en los muchos proyectos que han nacido en la Región, y que son fruto del “gran trabajo” de los profesionales.

Asimismo, la representante murciana ha asegurado que la investigación biomédica es un "gran ejemplo de esfuerzo y superación", al tiempo que ha señalado que esta acreditación es la recompensa a muchos meses de esfuerzos.

En general, con la acreditación conseguida, se podrá optar a otro tipo de recursos de financiación nacionales e internacionales reservados a las instituciones de máximo nivel; además de que se abre la oportunidad de colaboración con las más avanzadas y prestigiosas instituciones.

El proceso de acreditación ha durado varios meses, durante los cuales se han evaluado múltiples aspectos, como la idoneidad de sus programas científicos así como aspectos relacionados con la organización, gestión, calidad o los recursos humanos.