14 nov 2018 | Actualizado: 17:00
Martes, 24 de septiembre de 2013, a las 13:09

Redacción. Palma de Mallorca
El Servicio de Salud ha presentado hoy el programa piloto de atención de pacientes con enfermedades crónicas (Papec) al Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS). Esta aplicación informática, que funciona desde hace año y medio, permite ofrecer a los pacientes crónicos una atención integral y coordinada entre todos los profesionales sanitarios y consolidar la continuidad asistencial de su tratamiento.

Miquel Tomàs, director del general del Servicio de Salud.

 El director general del Servicio de Salud, Miquel Tomàs, acompañado por el gerente de Atención Primaria; Federico Sbert; el coordinador de la Estrategia de Crónicos, Vicenç Joan, y el subdirector de la Oficina de Tecnologías de la Información y Comunicación, Xavier Oliva, ha hecho una demostración de las ventajas de la implantación del Papec. Las personas asistentes han mostrado interés por conocer en profundidad dicha aplicación, ya que se ajusta a los objetivos establecidos en la estrategia estatal para el abordaje de los pacientes crónicos. Por parte del IACS han asistido Flavia Salcedo, responsable del Programa de Guías de Práctica Clínica, y Juan Manuel García, director del Área de Transferencia del Conocimiento.
 
El Papec dispone de aplicaciones tecnológicas para ofrecer una atención integral y multidisciplinaria en diferentes programas: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), riesgo vascular / diabetes, cuidados de enfermería, e ictus. El hecho de que los profesionales sanitarios de la atención primaria, la hospitalaria y la sociosanitaria puedan acceder directamente a este programa les permite explotar la información, orientarse en la toma de decisiones y garantizar una mejor calidad asistencial a los pacientes, lo que reduce la morbimortalidad de este tipo de enfermedades y garantiza la continuidad asistencial.
 
El objetivo de los programas de gestión de patologías crónicas no es curar la enfermedad, sino mejorar la capacidad funcional de los pacientes, disminuir su sintomatología con la prevención primaria o secundaria —según el estadio de la enfermedad— y mejorar su calidad de vida desde el inicio de la enfermedad hasta las fases avanzadas, momento en que se derivan a un alta complejidad.
 
Algunos datos 
 
Los estudios señalan que el ochenta por ciento de las consultas de la atención primaria y el sesenta por ciento de las enfermedades hospitalarias tienen origen en problemas de salud crónicos. Las enfermedades crónicas de evolución larga diagnosticadas entre la población adulta oscilan entre el 4 por ciento y el 22 por ciento. En las Islas Baleares se observan las prevalencias siguientes: dolor de espalda crónico (19 por ciento); artrosis, artritis o reumatismo (18,5 por ciento); hipertensión arterial (17,9 por ciento); depresión, ansiedad y otros trastornos mentales (17,87 por ciento), y colesterol alto (13,65 por ciento).