17 nov 2018 | Actualizado: 16:10
Viernes, 21 de marzo de 2014, a las 13:05
Redacción. Toledo
“Ni había mil muertos cobrando indebidamente la dependencia, ni el anterior Gobierno pagó 15 millones de euros de manera irregular. Que no nos pidan disculpas a nosotros, al PSOE, pero que sí le pidan perdón a los dependientes, a sus familias y a los profesionales, a los que el Gobierno de Cospedal acusó sabiendo que estaba mintiendo”. De esta rotunda manera comenzaba hoy la diputada nacional por la provincia de Toledo en el Congreso, Guadalupe Martín, su comparecencia ante los medios de comunicación.

Guadalupe Martín.

Una rueda de prensa que Martín ofrecía para dar a conocer los detalles del Informe Preliminar que el Tribunal de Cuentas ha hecho sobre la aplicación de la Ley de la Dependencia en toda España y que, decía Martín, “pone en evidencia en Cospedal y su Gobierno mintieron, que aquí no hubo picaresca y que la gestión de esta Ley con el anterior Gobierno del PSOE era mucho mejor que la que se hace ahora en Castilla-La Mancha”.

La dirigente socialista detallaba cómo el informe pone de manifiesto que, tras la regularización de los más de 2.000 expedientes en los que se detectó alguna posible irregularidad en Castilla-La Mancha el año pasado, “el resultado es que el Estado le debe reintegrar a Castilla-La Mancha un millón de euros, y Castilla-La Mancha al Estado apenas 35.000 euros cobrados indebidamente. Ni se cometían irregularidades, ni había muertos cobrando sin deber hacerlo, ni la administración pagaba conscientemente sin tener que hacerlo”.

Guadalupe Martín insistía en que “el informe deja a las claras que Castilla-La Mancha no ha recuperado ni un euro de los 15 millones de los que hablaba el señor Echániz porque no existían los muertos que estaban cobrando”.

Es más aclaraba que los 6 millones que ha recuperado la Junta incluyen, y así lo dice el Tribunal de Cuentas, “el dinero que el Gobierno de Cospedal le está pidiendo a los dependientes a los que ahora, con las revisiones de oficia, les está rebajando el grado y les está recortando o quitando directamente la prestación que antes percibían”.