13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Infanta Sofía logra el ‘Breeam’ por su gestión medioambiental

En 2013, el hospital tomó medidas para reducir la emisión de gases

Martes, 07 de enero de 2014, a las 16:12
Redacción. Madrid
El Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes, es el primero de España en conseguir la certificación ‘Breeam’ por su gestión medioambiental, gracias al conjunto de actuaciones de mejora llevadas a cabo durante el pasado año y según ha informado la propia Comunidad de Madrid.

El sistema Breeam (BRE, del inglés ‘Environmental Assessment Method’) constituye el método de evaluación medioambiental de edificios líder y de mayor aplicación en todo el mundo. En concreto, en 2013, el centro puso en marcha diversas medidas para prevenir y atenuar la reducción de emisión de gases de efecto invernadero. Entre éstas destaca la Constitución de una Comisión de Sostenibilidad que logró distintas mejoras en la eficiencia energética del centro hospitalario.

La gerente del Infanta Sofia, Rosa Bermejo.

Durante el año 2013, el centro desarrolló diversas medidas centradas en mejorar la eficiencia, la calidad y la seguridad, además de avanzar en el terreno de la innovación. En el área asistencial destaca la creación de la figura de “enfermera gestora” como profesional que presta atención y cuidados de Enfermería a la población que, por su mayor vulnerabilidad, precisan de un seguimiento específico en el marco del Programa de Continuidad de Cuidados de la Comunidad de Madrid.

La figura de la enfermera gestora de casos se ha implantado en Geriatría, Unidad de Patología Mamaria, Unidad de Endoscopias Digestivas, y en las Consultas Externas de Traumatología, Urología, Ginecología, Nefrología y Alergología.

En el área dirigida a mejorar la atención al paciente, hay que destacar la creación de la Escuela de Padres, un programa educativo sobre los cuidados necesarios del recién nacido con objeto de potenciar el vínculo materno filial.

Además, el Hospital Infanta Sofía ha potenciado la mejora atención a familiares y pacientes oncohematológicos con la creación de un programa denominado “desayunos terapéuticos”, que se realiza en colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer. Para aumentar la seguridad, el centro implantó el nuevo sistema de identificación de riesgos específicos (caídas y alergias) por medio de la entrega de pulseras de colores a pacientes que se encuentran ingresados.