Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Martes, 01 de julio de 2014, a las 13:39
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, ha presidido este martes la reunión del Consejo de Administración del Servicio Riojano de Salud, un encuentro en el que se han repasado los principales proyectos que se acometerán a lo largo del presente ejercicio. Entre ellos, cabe destacar la implantación del programa de Atención Integral al Infarto y la nueva la Unidad de Ictus, en atención especializada.

Nieto ha encabezado la reunión.

Asimismo, se ha recordado que en el primer nivel ya se ha iniciado la tramitación para la construcción de los nuevos consultorios rurales en Igea, Arenzana de Arriba y Viniegra de Abajo y se ha indicado que se llevarán a cabo nuevas integraciones de pruebas de Atención Primaria en la historia clínica electrónica. La dotación presupuestaria para el Seris, que registra un incremento del 1,28 por ciento respecto a 2013, no sólo permite garantizar el mantenimiento de las prestaciones y servicios que se ofrecen sino además incrementar las unidades y secciones de la actual cartera de servicios sanitaria.

En el ámbito de la Atención Primaria, el Servicio Riojano de Salud acometió una importante ordenación sanitaria en la ciudad de Logroño, regulada por la Orden 6/2013, de 28 de octubre, con motivo de la entrada en funcionamiento del nuevo centro de salud La Guindalera. El objetivo último de la nueva zonificación era que ningún centro de salud fuese referente para más de  30.000 usuarios.

También hay que reseñar en el incremento de la capacidad resolutiva de este nivel asistencial el inicio de la integración de los electrocardiogramas en la historia electrónica del paciente.  Se trata de las imágenes de los electrocardiogramas (ECG) que se solicitan y realizan en Atención Primaria, imágenes que se pueden visualizar en la misma petición. Esta integración se ha extendido de forma escalonada en los diferentes centros de salud.

En cuanto a la actividad registrada por los profesionales de los centros de salud, ésta se ha incrementado en algo más de un 3 por ciento con respecto al año anterior. La accesibilidad de los usuarios al sistema también ha mejorado gracias a un nuevo canal de cita previa mediante una app para móviles, que se suma a los existentes, teléfono, teleoperación e Internet.

Por lo que respecta a la atención a las emergencias sanitarias, las unidades de soporte vital avanzado del 061 pueden compartir datos e imágenes, gracias al programa Rayo 061, con las unidades hospitalarias de la Historia Clínica del paciente mientras éste es estabilizado en el lugar donde ha ocurrido la urgencia sanitaria y trasladado al Hospital donde va a ser atendido.

En el ámbito hospitalario, hay que destacar los buenos tiempos de demora media quirúrgica; en este sentido, La Rioja ha cerrado el ejercicio con una demora media de 45 días, dos semanas menos que en 2012. El Hospital San Pedro ha incorporado a su cartera de servicios nuevas técnicas menos invasivas para el diagnóstico y tratamiento de diversas patologías, como la cirugía toracoscópica, la cirugía radioguiada para tumores benignos en las glándulas paratifoideas, la elastografía hepática y una nuevas técnica de diagnóstico y tratamiento del cáncer, dirigida a la detección de ganglio linfático con metástasis microscópica, que tiene una alta aplicación en personas afectadas de cáncer de mama.

En el hospital se ha ido consolidando el programa de donación y trasplante, con máximos históricos para el sistema sanitario en trasplante renal y en médula ósea. La Rioja sigue siendo una de las comunidades donde los ciudadanos mejor valoran la atención que reciben y la situación de su sistema sanitario, con una nota que se aproxima al notable, según el último Barómetro Sanitario.