Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15

El Incliva crece en tamaño para liderar la investigación traslacional

El nuevo edificio aporta al centro una superficie de 2.500 metros

Lunes, 31 de marzo de 2014, a las 15:06
Redacción. Valencia
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha inaugurado este lunes la nueva sede del Instituto de Investigación Sanitaria (Incliva), acreditado por el Instituto de Salud Carlos III y dotado de una superficie de 2.500 metros cuadrados para cumplir sus objetivos en investigación biomédica. Rafael Carmena, director general del organismo, y Josep Redón, su director científico, han presentado las instalaciones del instituto durante un acto al que tampoco ha faltado el consejero de Sanidad autonómico, Manuel Llombart.

Llombart, Fabra y Carmena inauguran el centro.


Carmena, por su parte, ha recalcado que el Inclivaaspira a ser un referente de proyección a la sociedad”. Desde su punto de vista, la finalidad del instituto reside en su vocación de servicio a los ciudadanos a partir de una “investigación transnacional que permita la continua mejora de los procesos asistenciales, la generación de riqueza mediante la traslación a la empresa a través de la innovación y, como así ha sido, la de proporcionar y mantener puestos de trabajo”.

De la misma forma, ha subrayado que “la propia ubicación de este edificio incrustado entre la facultad de Medicina y el Hospital Clínico universitario traduce bien cuál es su visión: trasladar los avances de la investigación del laboratorio a la cama del enfermo y a la enseñanza de los futuros médicos.

En la actualidad, más de 400 personas investigan en el centro. Estos profesionales forman parte de doce grupos de trabajo para las cuatro áreas de acción: Cardiología, Oncología, metabolismo y daño orgánico, y, por último, Medicina Reproductiva, desarrollada ésta última en el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Carmena ha añadido que: “Trabajamos en 303 ensayos y 86 proyectos de investigación activos. En el año 2013 se publicaron 545 trabajos con un factor de impacto de 2.300”.

El objetivo del Instituto Incliva desde su creación, hace 14 años, es la de trabajar por trasladar los avances de la investigación que desempeña a la práctica clínica. Esta apuesta persigue la ambiciosa meta de consolidarse como el centro de investigación de referencia en el ámbito nacional e internacional.

Con una inversión de tres millones de euros el edifico cuenta con más de 2.500 m² que se distribuyen en cinco plantas para albergar el Biobanco, la Unidad de Bioinformática, la Unidad de Ensayos Clínicos de Fase I de Oncología, las consultas de investigación de Cardiología y Metabolismo y los órganos de gestión de la entidad. Esta redistribución de sus áreas de investigación optimizará los 7.500 m² de los que dispone el Incliva en total, ubicados en diferentes laboratorios del Hospital Clínico y la Universidad de Valencia que trabajan de manera paralela fomentando la colaboración entre investigadores y clínicos.

De izq. a dcha.: Esteban Morcillo, rector de la Universidad de Valencia; el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra; el director general del Incliva, Rafael Carmena; y Josep Redón i Mas, director científico de la Fundación.


Una de las mejoras más destacables es el nuevo biobanco, anteriormente repartido en distintos laboratorios, que concentra muestras congeladas del tejido, suero y células para estudios genéticos de ADN. Asimismo cabe destacar que el Hospital Clínico, por medio del Incliva, es uno es uno de los tres centros españoles que cuenta con una Unidad de Ensayos Fase I de Oncología (estudios en los que se prueba por primera vez en humanos la eficacia de un medicamento), lo que permite que sus pacientes accedan a los fármacos y tratamientos más novedosos del mundo.

En definitiva, este traslado refleja la evolución del Instituto y la necesidad de seguir creciendo  tras los logros conseguidos en el terreno de la investigación biomédica y los nuevos retos que se plantea. Por último, Carmena ha comentado que “este edificio se ha construido en un terreno generosamente cedido por la Universidad de Valencia y se ha financiado con fondos generados por contratos de investigación de nuestros investigadores sin subvenciones públicas y sin préstamos y a fecha de hoy está pagado en su totalidad”.