Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El IMAS rechaza la acusación de la desatención en residencias

Los trabajadores se han concentrado en Mallorca por la sobrecarga de trabajo

Jueves, 12 de julio de 2012, a las 14:30

Redacción. Palma de Mallorca
Medio centenar de trabajadores del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) se han manifestado este jueves frente al Consejo de Mallorca para protestar por la sobrecarga de trabajo que padecen porque no se cubren vacantes, bajas ni vacaciones, ante lo que la presidenta del IMAS, Catalina Cirer, ha dicho que no se está desatendiendo a ningún usuario.

Imagen de la protesta de los trabajadores del IMAS.

La presidenta del comité de empresa del IMAS, Jevi Pons, ha explicado a los periodistas que están esperando reunirse con representantes del instituto o del Consejo, ya que hasta ahora no han conseguido hacerlo, cuando la situación en esta entidad es "especialmente dramática". Pons ha recordado que esta situación es consecuencia del recorte en los presupuestos del dinero para personal del IMAS, que ha considerado una "completa irresponsabilidad".

Ha denunciado la gran sobrecarga de trabajo que sufren sus empleados, especialmente en verano por las vacaciones, cuando la plantilla "ha disminuido muchísimo", lo cual afecta, ha asegurado, a la calidad del servicio. De hecho, la representante de los trabajadores ha explicado que actualmente hay plantas en residencias de ancianos que quedan desatendidas por la noche.

Responde el IMAS

Ante esta protesta, la presidenta del IMAS ha explicado a los periodistas en los pasillos del Consejo que de enero a junio se han invertido 2,6 millones de euros para cubrir bajas, especialmente en residencias de mayores, donde se ha invertido un 70 % de ese dinero. "No se está desatendiendo ninguno de los usuarios que tenemos en los centros propios, en ninguna de las áreas -gente mayor, menores e inclusión-, pero sí es cierto que se han tenido que replantear en estos meses de verano los turnos de guardia, sobre todo en las residencias de la tercera edad, que es donde hay más usuarios,", ha explicado. En este sentido, ha reconocido que no se cubren el cien por cien de las vacaciones como otros años, pero sí todos los servicios, y ha agradecido a las direcciones de los centros y a los trabajadores su esfuerzo en este sentido.

"Es cierto, la situación es complicada y difícil, y nos exige estar permanentemente en contacto con las direcciones de los centros y a disposición de los sindicatos", ha dicho Cirer, quien ha añadido que la semana que viene se reunirá con los representantes del comité de empresa para tratar el tema.