Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

El Ib-Salut reconoce hasta 48 irregularidades en la situación laboral de las matronas de Formentera

De las medidas correctoras detectadas en este informe, 35 son consideradas de prioridad máxima y urgente

Jueves, 18 de abril de 2013, a las 15:49

Redacción. Palma
El Ib-Salut ha presentado la valoración psicosocial exigida por Inspección de trabajo en el caso de las matronas de Formentera. El informe, elaborado por el Servicio de Salud Laboral, detecta un “alarmante” problema de salud producido por la situación laboral de las trabajadoras.

Jorge Tera, secretario general de Satse.

En el escrito se desglosan hasta 48 medidas correctoras recogidas en seis folios, 35 de ellas de “prioridad máxima” y “urgente”. Según el informe elaborado desde el Servicio de Salud Laboral del mismo Ib-Salud se debe “estudiar la adecuación del número de trabajadores, número de tareas encomendadas y el tiempo asignado para el desempeño de las tareas” además de “elaborar un turno de trabajo que permita a las trabajadoras un descanso reglamentario”.

Satse ha entendido que en el informe se pone de manifiesto los graves problemas para la salud de las matronas que supone su jornada laboral e insta, a la empresa a acatar las exigencias plasmadas en éste.

El Sindicato de Enfermería ha insistido en la necesidad de contratar una matrona más para poder respetar, mínimamente, la legalidad. En la actualidad, además de las dos matronas de Formentera, una tercera especialista se desplaza desde Ibiza a Formentera los fines de semana. Sin embargo ésta no es una nueva contratación, la tercera matrona trabaja otras 48 horas seguidas tras terminar su semana laboral por lo que también se queda sin descanso.

Satse ha recordado que la sanidad no debe gestionarse en base a los números sino en la calidad asistencial, y que el trabajo de las matronas de Formentera no se deben valorar según el número de partos que atienden al año, sino por las horas realizadas para garantizar siempre la asistencia sanitaria de calidad. 

En este sentido, el Sindicato de Enfermería le recuerda al consejero de Salud, Martí Sansaloni, que según el sistema de gestión de turnos de la empresa, durante el año 2012, las matronas de Formentera dedicaron al Ib-Salud un total de 4042 horas mientras que la jornada máxima estipulada para el turno de mañana es de 1665.

El Sindicato de Enfermería ha afirmado que no permitirá, en ningún caso, que se vulneren los derechos fundamentales de estas dos trabajadoras independientemente del número de partos anuales que atiendan en su área.

Asimismo, ha denunciado un caso “flagrante de explotación laboral” en la administración pública y recuerda que está a punto de presentar una querella criminal contra la gerencia de esta área de salud, el director del hospital de Formentera y la directora de Enfermería; que si bien en un principio denunciaba el supuesto delito contra los derechos de los trabajadores, ahora se ha ampliado por prevaricación.

Es por eso que el Sindicato ha opinado que cree conveniente recordar que las dos matronas del hospital de Formentera realizan un turno en el que trabajan 12 días seguidos sin libranzas, ni descansos, ni compensación alguna a posteriori. En caso de vacaciones, enfermedad o permisos de una de ellas son más días seguidos que jamás han sido compensados.

No obstante, no tienen un descanso mínimo de 12 horas entre jornadas. Realizan frecuentemente jornadas ininterrumpidas de 30 y hasta 48 horas prestando asistencia tanto en atención primaria como hospitalaria. A las dos matronas del hospital de Formentera no se les computa como jornada laboral los periodos de localización en los que pueden ser requeridas para prestar un servicio efectivo en el hospital. Ambas, como ha quedado reflejado en el informe elaborado por el servicio de salud laboral, padecen el denominado Síndrome Burnout o del quemado.