Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El Ib-Salut introduce las espirometrías digitales para el tratamiento de la EPOC

Los espirómetros son unos aparatos que permiten diagnosticar enfermedades pulmonares

Miércoles, 27 de noviembre de 2013, a las 14:13
Redacción. Palma de Mallorca
El consejero de Salud, Martí Sansaloni, ha visitado este miércoles el Centro de Salud de Son Pisà para observar de primera mano el funcionamiento de un espirómetro digital.

Martí Sansaloni.

Actualmente, en Mallorca todos los centros de salud disponen de un espirómetro analógico. Esto dificulta la consulta de los resultados por diferentes profesionales. Por este motivo, el Ib Salut apuesta fuerte por las espirometrías digitales, en las cuales la informatización de las espirometrías permite integrarlas en el portal de la historia de salud de cada paciente y acceder directamente a ellas desde todos los ámbitos sanitarios.

Sin embargo, este va a ser un proceso lento, ya que la digitalización es necesario dotar los espirómetros de un software adecuado. Dentro de la Estrategia de EPOC de las Islas Baleares, Atención Primaria de Mallorca dispone de 45 espirómetros y prevé digitalizar los de todos los centros de salud de la isla a lo largo de los próximos meses.

El consejero Sansaloni ha estado acompañado por el director general del Servicio de Salud, Miquel Tomàs; el gerente de Atención Primaria, Federico Sbert, y el coordinador del Grupo Respiratorio de Atención Primaria de Mallorca, Miguel Román en su visita.

Funcionamiento

Los espirómetros sirven para medir la función pulmonar controlando la cantidad y la velocidad del aire espirado por los pulmones. Disponer de dichos aparatos en los centros de salud supone una mejora en la prevención y el diagnóstico de diversas enfermedades pulmonares, como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ya que la atención primaria es uno de los ámbitos donde se hace el seguimiento de la mayoría de los pacientes con EPOC.

La EPOC es una enfermedad infradiagnosticada y con una alta tasa de morbimortalidad. Tiene una prevalencia del 10 % entre los adultos de 40 a 80 años y es la cuarta causa de muerte en los países de nuestro entorno. Sus síntomas principales son la disnea, la tos y la expectoración. Una de las causas habituales de la EPOC es el tabaquismo; por eso se recomienda a todos los pacientes fumadores y mayores de 35 años que se hagan una espirometría al menos una vez en la vida.