Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El Universitario de Canarias constata que el 45% de las personas que se ofrecen a donar un riñón pueden ser donantes

Los profesionales del hospital realizan el segundo trasplante renal cruzado de las islas

Martes, 28 de octubre de 2014, a las 17:25
Redacción. Santa Cruz de Tenerife
Los profesionales del Hospital Universitario de Canarias (HUC) ha llevado a cabo los dos primeros trasplantes cruzados renales que se realizan en las islas, procesos que pueden realizarse con dos o más parejas, formando cadenas y diferentes cruces (simples o a tres o más bandas) e incluso puede incorporar algún donante anónimo o 'buen samaritano’ (donante que dona un órgano a otra persona desconocida que necesita trasplante sin conocerla), según ha señalado José Manuel González Posada, coordinador médico de esta modalidad.

Ignacio López, director gerente del Hospital Universitario de Canarias (HUC).

Los resultados de este programa de intercambio de donantes de riñón vivo entre dos o más parejas ha demostrado que el 45 por ciento de las personas que se ofrecen a donar un riñón pueden ser donantes.

El primero que ha realizado el HUC ha tenido lugar a finales del año pasado, gracias a una persona que se ofreció voluntariamente para doñar un riñón. Esta acción supuso tres trasplantes renales en el Hospital Clinic de Barcelona, Hospital Carlos Haya de Málaga y el HUC, y tanto el donante como todos los receptores se encuentran en buen estado. La donación del segundo trasplante surgió en Bilbao hace unos meses, el riñón viajó a Tenerife y desde este centro hospitalario partió un órgano de vuelta al Hospital de Cruces de Bilbao, beneficiándose así de dos parejas. En estos momentos hay dos nuevos casos en estudio.

El trasplante renal cruzado, según González, está dentro de las posibilidades de trasplante de vivo, y se da cuando una persona que se ha ofrecido a donar un riñón a otra con la que tiene una relación genética o emocional es incompatible, bien por la incompatibilidad del grupo sanguíneo o porque ha creado anticuerpos contra los antígenos A, B o 0.

En estas dos situaciones, según el coordinador médico, "la posibilidad de trasplante es compleja y se busca otra pareja que sea compatible fuera de nuestro ámbito porque cuanto mayor sea el número de parejas en estos protocolos, más posibilidad hay de encontrar un receptor".

El trasplante renal cruzado está centralizado en la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y cada tres meses se hacen los cruces. En el último, realizado el pasado 1 de octubre, salieron cinco ciclos de tres parejas, lo que significa 15 trasplantes que se realizarán en los próximos meses, y un ciclo de dos parejas.