Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40
Miércoles, 29 de junio de 2011, a las 18:32

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
En torno al 60 por ciento del total de consultas que recibe el Centro de Farmacovigilancia e Información Terapéutica de Canarias y el servicio de Farmacología Clínica del Hospital Universitario de Canarias se relacionan con el uso de medicamentos antes y durante el embarazo.

Ignacio López Puech, gerente del HUC.

Por este motivo, el servicio de Farmacología Clínica del Hospital Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, el Centro de Farmacovigilancia e Información Terapéutica de Canarias y la Fundación Canaria Rafael Clavijo decidieron editar una 'Guía de uso de Medicamentos durante el Embarazo' que pretende ser una herramienta de consulta rápida para el médico prescriptor y para otros profesionales sanitarios.

La guía ha sido subvencionada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y en su divulgación y distribución ha colaborado la Dirección General de Farmacia de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Esta obra, similar a otra previa publicada en 1995 y que se agotó rápidamente, supone una interesante ayuda para la prescripción. Para su confección se revisaron todos los principios activos incluidos en el Catálogo de Medicamentos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en su edición de 2010.

La información sobre los riesgos se elaboró a partir de la ficha técnica de los medicamentos comercializados en España y consultando otras fuentes de evidencia nacionales e internacionales. Finalmente, se estableció una categorización del riesgo desde aquellos medicamentos cuyo uso es aceptado durante el embarazo hasta aquellos otros que están contraindicados, pasando por diversas categorías que valoran la relación entre el beneficio y el riesgo de su uso.

Este nuevo documento supone una ayuda más completa para la prescripción acorde con el mercado farmacéutico español y se enriquece por la experiencia en el tema del grupo de trabajo formado por farmacólogos clínicos, un farmacéutico, un epidemiólogo, un médico de familia, expertos en Farmacovigilancia, un enfermero y un biólogo.

El empleo de esta herramienta no evita la complejidad de la toma de decisiones terapéuticas por el médico prescriptor por lo que, en muchas ocasiones, será necesario consultar con servicios especializados para resolver dudas o problemas. El Centro de Farmacovigilancia e Información Terapéutica de Canarias, con amplia experiencia en estos asesoramientos, ofrece su colaboración para los casos más complicados.