Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Lunes, 20 de octubre de 2014, a las 18:18
Redacción. Bilbao
El consejero de Salud, Jon Darpón, acompañado del director general de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Antonio Arraiza, han presentado en la Comisión de Salud del Parlamento Vasco, y a petición propia, las líneas principales del Plan Director del Hospital Universitario de Álava (HUA), que definirá la organización sanitaria alavesa de los próximos años. Tal y como ha anunciado Jon Darpón, la inversión económica plurianual de la primera fase será de 45 millones de euros y las obras se iniciarán en 2015 estando prevista su finalización para el año 2018.

Jon Darpón y Antonio Arreiza.

Según han explicado el Plan Director concreta las previsiones que, a grandes rasgos, marcó el Plan Funcional, aprobado a finales 2013. Ahora se trata, en palabras del consejero de “dotar a Álava de un moderno hospital con tres sedes complementarias que permita ofrecer una asistencia sanitaria de calidad y de altas prestaciones. Queremos para los alaveses y alavesas un sistema sanitario público con un hospital universitario moderno y de referencia, en el que la asistencia sanitaria sea de excelencia y en el que la investigación y la innovación constituyan una parte consustancial de la actividad”.

Cuando el nuevo hospital sea una realidad, el HUA dispondrá de un total de 518 camas de agudos en Txagorritxu y 317 en Santiago con agudos, crónicos y convalecientes, tal y como ha señalado el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza.  Así mismo, el hospital verá ampliada su dotación de quirófanos en Txagorritxu y mantendrá quirófanos en Santiago.

El nuevo edificio de servicios quirúrgicos centrales en Txagorritxu contará con 22 quirófanos tal y como se ha anunciado lo que permitirá aumentar la seguridad del paciente y reducir los tiempos de espera. El proyecto incluye asimismo un importante aumento de la dotación de puestos de Hospital de Día, Quirúrgico, Médico, Psiquiátrico y Onco-Hematólogico.

Respecto a las nuevas Urgencias, éstas serán más amplias y contarán con 50 boxes en total y con 14 consultas. Esto permitirá por tanto atender tanto las urgencias de pediatría, como las de adultos en condiciones más amplias. Además, permanecerá abierta la Urgencia del Hospital de Santiago.

En relación a otros servicios, el Bloque Obstétrico y la Unidad de Neonatos se reconfiguran para adaptarlos a la demanda a corto, medio y largo plazo. Se reforzará el área de partos con cuatro habitaciones de dilatación-paritorios, una sala para parto acuático y un quirófano para cesáreas, lo que favorecerá también la seguridad y el confort tanto de los recién nacidos como de sus madres. También se contempla adaptar el servicio de nefrología y diálisis, que en su vertiente de hemodiálisis crónica se concentrara en Santiago.

Planificación y coordinación para el desarrollo del proyecto de HUA

Según ha destacado el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Antonio Arraiza, “este ambicioso proyecto requiere una estudiada planificación para minimizar el impacto de las obras y para aprovechar al máximo las estructuras existentes, adecuando su uso a las áreas sanitarias convencionales y administrativas, lo que implica la coordinación de servicios de ambas sedes durante el desarrollo del Plan Director”.