19 dic 2018 | Actualizado: 20:20

El Hospital de Terrassa estrena equipo de radioterapia para garantizar la atención en el Vallès

los cuatro aparatos permitirán tratar a unos 2.000 pacientes anuales bajo una única dirección de servicio y una estructura compartida

jue 27 junio 2013. 15.30H

Boi Ruiz.

Redacción. Barcelona
Las nuevas instalaciones del Servicio de Radioterapia Oncológica del Hospital de Terrassa (Barcelona) garantizarán la atención de los pacientes en el Vallès Occidental y reforzarán la de las comarcas vecinas, gracias a la incorporación de dos aceleradores lineales que se suman a los dos ya existentes del Hospital General de Catalunya.

De este modo, los cuatro aparatos permitirán tratar a unos 2.000 pacientes anuales bajo una única dirección de servicio y una estructura compartida, ya que el Consorcio Sanitario de Terrassa y el Hospital General de Catalunya se han unido en alianza para este servicio.

"Tenemos que sumar servicios, que es la manera de mejorar la calidad y acercar los servicios", ha destacado el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, que ha visitado este jueves las nuevas instalaciones, que cuentan con un acelerador lineal de alta gama que entró en funcionamiento el pasado noviembre y un segundo que lo hará después de verano, además de un TAC específico para este servicio.

Esta tecnología permite delimitar con más concreción las zonas afectadas por células cancerígenas y evitar los tejidos sanos, por lo que se puede aumentar el tratamiento y disminuir los efectos no deseados.

Para el conseller, esta alianza es un ejemplo de cómo debe organizarse el sistema sanitario, pasando de "un modelo que tiene equipamientos a un modelo que tiene servicios que utilizan equipamientos" para sumar experiencias, conocimiento y trabajo, y ganar así proximidad y calidad.

En este mismo sentido, el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha destacado la proximidad como "un valor básico" para los enfermos de cáncer, por lo que este servicio ayudará a su tratamiento y evitará que se tengan que desplazar a Barcelona.

Las obras del nuevo dispositivo de radioterapia se iniciaron en octubre del 2010 y su coste asciende a 15 millones de euros para la reforma del espacio, la construcción de la estructura y el equipamiento.