Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El Hospital de Talavera registra 170 donaciones de sangre del cordón umbilical este año

Esta prestación se incorporó a la cartera de servicios del centro hospitalario en 2009

Jueves, 11 de octubre de 2012, a las 15:40

Redacción. Toledo
En lo que va de año, 170 mujeres han donado la sangre del cordón umbilical de su hijo recién nacido, en el Hospital General 'Nuestra Señora del Prado' de Talavera de la Reina   Se trata de un acto "altruista y voluntario" que permitirá en el futuro realizar un trasplante a cualquier paciente compatible y anónimo del mundo que pueda necesitarlo.

En el proceso, que se rige por un protocolo específico de actuación, intervienen profesionales del servicio de Ginecología y Obstetricia, Banco de Sangre y matronas del hospital talaverano y de Atención Primaria, así como el centro coordinador de Trasplantes del "Nuestra Señora del Prado. Esta prestación se incorporó a la cartera de servicios del centro hospitalario en el año 2009. En 2010, se registraron 137 donaciones, produciéndose un incremento del doble en 2011, concretamente 266.

Las embarazadas, pueden solicitar información en atención primaria, a través de su matrona o médico de familia, o bien en la consulta de Tocología del hospital, al especialista en ginecología. "Para ser donante, la mujer deber ser mayor de edad, no estar incapacitada jurídicamente, tener un embarazo controlado, y sin antecedentes de enfermedades trasmisibles, ya sean genéticas, hereditarias o infecciosas", explica Román Guijarro, matrona responsable del proceso de donación en el hospital talaverano.

Y añade que "antes de iniciar el proceso, los padres firman un consentimiento informado, se les realiza una entrevista clínica, un análisis de sangre a la madre en el momento del parto, así como un examen clínico del niño". La sangre se recoge tras el nacimiento del niño, no supone riesgo alguno para la madre o para el recién nacido, y no alarga el tiempo que la mujer permanece en el paritorio.

La sangre extraída se envía al Banco Público de Málaga, con el que el Sescam mantiene un convenio de colaboración desde 2009. Aquí, las muestras son procesadas y congeladas para su posterior utilización, desechando aquellas que no cumplan los requisitos establecidos por la Organización Nacional de Trasplantes. La sangre podrá ser utilizada por cualquier paciente que lo necesite.