16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

“El Hospital de Santiago no se derribará”

El centro se remodelará para convertirse en un hospital de crónicos y subagudos

jue 17 marzo 2011. 13.48H

Redacción. Vitoria
El Hospital Santiago conservará todos sus edificios cuando finalice la reordenación asistencial diseñada por el Departamento de Sanidad., que supondrá también una ampliación y remodelación del Hospital de Txagorritxu que pasará a ser el único hospital de agudos de la provincia tras absorber todas las especialidades.

Julián Pérez Gil.

El hospital de Santiago será entonces reformado para pasar a convertirse en un equipamiento para pacientes crónicos y subagudos , algo que llevará al menos un período de diez años hasta que las dos instituciones funcionen a pleno rendimiento, según las previsiones que maneja Osakidetza, que ha anunciado que ya ha formalizado la adjudicación provisional del nuevo edificio de consultas externas, primera manifestación física del HUA, y que las obras arrancarán "antes de que concluya mayo" una vez firmado el contrato definitivo.

Se trata de un cambio de criterio respecto a lo anunciado inicialmente por el Departamento de Bengoa que únicamente tenía previsto conservar uno de los bloques del Hospital de Santiago, mientras que el resto del edificio se derribaría para construir viviendas y un centro cívico en los terrenos liberados, algo que en estos momentos parece haber sido completamente descartado.

Y es que, según ha anunciado Julián Pérez Gil ante la Comisión de Sanidad, "Santiago no se desmantela. No se va a derribar. Creo que nos va a hacer falta todo el edificio" para dar cabida al futuro hospital de subagudos que , según el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Eduardo Gárate, "mirará tanto a la atención primaria como a los domicilios". En concreto, el centro contará con sendas unidades de medicina interna, psicogeriatría, neurorehabilitación de daño cerebral adquirido (ictus y accidentes), ortogeriatría, paliativos y estadios finales y valoración clínica.

Además, en el campo de los servicios ambulatorios , las nuevas infraestructuras de Santiago contarán con un hospital de día, una unidad "potente" de rehabilitación, con fisioterapia, logopedia o neuropsicología, un servicio de radiología, consultas externas de enfermería, rehabilitación o psicología, y una unidad de tratamiento de dolor crónico.

Al margen de otros servicios generales, el centro también acogerá sedes administrativas ahora dispersas por la ciudad como la dirección territorial de Sanidad, las sedes de Osarean y la Unidad Territorial de Emergencias.

"Es el mejor proyecto que se puede hacer con las infraestructuras que tenemos", ha señalado Pérez Gil que ha destacado que, "es una situación de riesgo electoral y aún así lo estamos haciendo, porque la remodelación de la asistencia sanitaria alavesa es una prioridad de este equipo de gobierno”.