10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

El hospital de Manises inicia el primer estudio piloto con robots humanoides

Esta máquina ayudará en la comunicación e interacción social de los pequeños

lun 13 octubre 2014. 18.19H
Redacción. Valencia
La Unidad de Neurorrehabilitación Infantil del Hospital de Manises de Valencia  cuenta desde este mes de octubre con un miembro más en su plantilla. ‘Coco ’es un robot humanoide que ha llegado a este centro para formar parte de un proyecto piloto. Con la ayuda de esta máquina, los especialistas quieren observar la utilidad del empleo  de este tipo de robots como apoyo a terapias en niños con trastornos del espectro autista.

“Los problemas de comunicación e interacción social son una de las características más destacadas de los niños diagnosticados dentro del espectro autista. En muchos casos no miran a la cara, no tienen intención comunicativa o tienen problemas a la hora de desarrollar el habla”, ha declarado Mº Isabel Cabezudo, coordinadora del proyecto.

‘Coco’ ha sido programado para colaborar en las terapias de refuerzo en áreas como la comunicación, el lenguaje, la interacción social y la conducta. El uso de este robot puede ser una gran fuente de motivación para los pequeños, a los que les llama la atención lo tecnológico y visual.

En el proyecto participaran un total de 10 niños, un grupo trabajará con el robot y el resto sin él, para así valorar los beneficios de su presencia. Está dirigido a niños de entre 3 y 5 años con trastornos del espectro autista. Todos ellos poseen rasgos comunes como son la  dificultad para comunicarse, la ausencia de lenguaje funcional y la falta de habilidades sociales.

Para esta terapia el papel de los padres es fundamental también. Ya que el objetivo principal es que el progreso del niño se vea en su entorno habitual. Por eso,  hay una fase de seguimiento, donde se observará la generalización de  los resultados y los efectos en el ámbito familiar

El estudio piloto busca diseñar un escenario donde el robot realizará de intermediario y de apoyo entre el terapeuta y el niño, para fomentar la comunicación y aspectos pre lingüístico del desarrollo del lenguaje.  También se trabajará la intención comunicativa, el contacto ocular, imitación y adquisición de lenguaje básico expresivo y comprensivo del niño.