14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Hospital de Gorliz amplía su Unidad de Terapias de Rehabilitación

Se ha dotado con las últimas tecnologías para daño cerebral y traumatología

Viernes, 27 de abril de 2012, a las 14:07

Redacción. Madrid
El viceconsejero del Departamento de Sanidad, Jesús María Fernández, y el director general de Osakidetza, Julián Pérez Gil, han inaugurado esta mañana la nueva Unidad de Terapias de Rehabilitación (UTER) del Hospital de Gorliz. Con esta renovación, la unidad gana casi el doble de espacio, pasando de 595 a 1.012 metros cuadrados.

Jesús María Fernández, Carmen Rodríguez y Julián Pérez Gil durante su visita.

“Con esta renovación conseguimos sobre todo una mayor funcionalidad, dadas las prestaciones que hacemos y la tecnología que utilizamos; en ese sentido, gracias a la obra hemos podido renovar alguna tecnología que en las anteriores instalaciones no podíamos utilizar”, ha señalado Carmen Rodríguez, gerente del Hospital de Gorliz.

Junto a la renovación de las instalaciones, que reciben una media de 240 pacientes al día, se ha reestructurado la organización de las terapias, con la aplicación de circuitos integrados con espacios definidos para los diferentes tratamientos. “También nos permiten preservar mejor la confidencialidad del paciente, con espacios protegidos del exterior, así como una zona específica y amable para los acompañantes”, apunta Rodríguez.

Así, la UTER se divide ahora en varias áreas terapéuticas: cinesiterapia, mecanoterapia, sala de marchas, logopedia, terapia ocupacional, electroterapia y parafango. Además, se suma ahora una nueva área, la de neuropsicología.

La actividad del gimnasio desarrollado en todas estas áreas acoge el tratamiento de rehabilitación de diversas patologías, como son el daño cerebral, los procesos de traumatologías (prótesis, amputaciones, politraumatizados, patologías quirúrgicas, osteomusculares o fracturas), quemados, déficits motores, polineuropatías, rehabilitación oncopaliativa y rehabilitación de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Para llevar a cabo esta labor, la UTER cuenta con un personal formado por 32 personas, entre fisioterapeutas, auxiliares de enfermería, logopedas, terapeutas ocupacionales y un neuropsicólogo.