Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El Hospital de Día Pediátrico del General de Castellón tratará a 200 pacientes en su primer año

Se podrá administrar tratamientos especiales a niños de hasta 14 años, sin necesidad de que ingresen

Martes, 30 de diciembre de 2014, a las 10:37
Redacción. Castellón
El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, ha inaugurado el nuevo Hospital de Día Pediátrico del Hospital General Universitario de Castellón (HGUCS) en el que se prevé tratar a cerca de 200 pacientes infantiles en su primer año de funcionamiento. 

Javier Peñarrocha Nebot, gerente del Hospital de Castellón.

Además, en las nuevas instalaciones, se podrá administrar tratamientos especiales a niños de hasta 14 años, que no precisan de ingreso hospitalario pero que deben estar en observación para supervisar los posibles efectos del medicamento para garantizar su seguridad. 

Por otro lado, Llombart ha subrayado la importancia de que la administración de medicación endovenosa de uso hospitalario se puedan realizar en este centro, “evitando así el desplazamiento de los pacientes a otros hospitales, como el de La Fe de Valencia". 

Las nuevas instalaciones del Hospital de Día Pediátrico se encuentran ubicadas en el Servicio de Pediatría. La infraestructura de esta nueva unidad está constituida por una sala habilitada con ocho sillones especiales para los niños, aseos, una zona para el control de Enfermería y también una habitación para posibles aislamientos. Los menores podrán estarán acompañados por sus padres y la sala está dotada con televisión y juegos.

Para su ejecución, el Departamento de Salud de Castellón ha destinado cerca de 22.500 euros, de los que 10.000 son para las obras de adecuación física del espacio y 12.500, a la dotación del material necesario para poder desarrollar la actividad. 

Cerca de 2.500 tratamientos

El equipo del Servicio de Pediatría prevé llevar a cabo en el primer año de funcionamiento cerca de 2.500 tratamientos a cerca de 200 pacientes pediátricos, que serán atendidos en las especialidades de Hematología, Oncología, Alergia, Endocrinología, Gastroenterología y Oftalmología.

En cuanto a alergias, se realizarán estudios de tolerancia con alimentos, medicamentos o inmunoterapia. Por su parte, los especialistas en Endocrinología pediátrica podrán llevar a cabo pruebas funcionales, como el test de Clonidina, test Propanolol más esfuerzo, hipoglucemia, synacthen o luforan. Además, los pacientes de Nefrología en edad infantil podrán someterse a pruebas analíticas de función renal, test de concentración urinaria, o controles programados de tensión arterial. 

Los niños sometidos a otros estudios diagnósticos, como los de malabsorción o intolerancias alimentarias, o que precisan de la realización de test de sudor, controles de malnutrición o sonda nasogástrica y/o colostomía serán otros de los beneficiarios. 

Mientras, los tratamientos hemato-oncológicos ocuparán gran parte de la actividad, con una previsión de 440 en el primer año. Entre ellos, destacan la administración de tratamientos quimioterápicos, transfusión de hemoderivados y perfusión de inmunoglobulinas, aspirado de médula ósea. 

También se atenderá a pacientes procedentes de la sala de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatología que sufran enfermedad respiratoria crónica o sean portadores de traqueostomía con la finalidad de controlarlas y atender las reagudizaciones. 

Además, se realizarán otras atenciones como la realización de fondos de ojo programados desde Neonatología y consultas externas, curas de Enfermería, recuperación de procedimientos quirúrgicos, la realización de pruebas de imagen bajo sedación o la canalización de vía periférica en pacientes que requieren procedimientos diagnósticos en otros servicios y secciones hospitalarias.