12 dic 2018 | Actualizado: 17:35

El hospital de Debagoiena estará listo a finales de año

Amplia la cartera de especialidades en la zona e incorpora paritorios para el parto natural

mié 23 marzo 2011. 15.48H

Redacción. Guipúzcoa
El nuevo hospital de Debagoiena se abrirá "antes de finales de año o principios de 2012". Así lo aseguró el consejero vasco de Sanidad, Rafael Bengoa, durante la visita que realizó a las obras del complejo asistencial que se está construyendo detrás del ambulatorio de Arrasate. Para su puesta en marcha, las arcas autonómicas desembolsarán más de 34,3 millones de euros, de los que 4,7 millones se destinarán a equipar las instalaciones con las más avanzadas tecnologías.

Fachada del nuevo hospital de Debagoiena.

Acompañado por el director general de Osakidetza, Julián Pérez Gil, y por el gerente del hospital Alto Deba, Jon Armentia, Bengoa visitó el inmueble, que prestará atención sanitaria a los vecinos de la comarca de Debagoiena y aseguró que la entrega de la obra podría realizarse en "mayo o junio" con el fin de realizar el traslado y las primeras pruebas de equipamiento, "hacia noviembre".

Tras la revisión del proyecto, se han propuesto una serie de reformas tendentes a aglutinar en el nuevo edificio todo el proceso de hospitalización, tanto los quirófanos y paritorios como áreas en las que el paciente puede requerir cuidados asistenciales de muy diversos tipos.

En comparación con el actual hospital, Armentia destacó que se incorporarán nuevas especialidades como endocrinología y cirugía urológica, mientras que en otras como neurología "colaboraremos con un hospital universitario y con el de Santiago de Vitoria, abriéndose más posibilidades para crear, por ejemplo, unidades de ictus".

Las instalaciones se dotarán, igualmente, con una unidad endoscópica "cerca de la quirúrgica, que nos va a facilitar mucho el tener al enfermo ingresado menos tiempo y darle una asistencia completa", detalló. Otro de los puntos fuertes del nuevo hospital será el del parto natural con habrá tres paritorios y, una bañera de dilatación específica.

Cuando esté completado en noviembre y listo para empezar a funcionar, el hospital contar´´a con un total de 76 camas, un circuito específico de urgencias pediátricas y una unidad de pruebas funcionales de digestivo y neurología. También se verá ampliado el número de quirófanos del centro que pasa de cuatro a seis (cinco serán de cirugía mayor y uno de menor), y se potenciará el hospital de día médico-quirúrgico.