12 dic 2018 | Actualizado: 17:35

El Hospital de Canarias, premiado por una investigación sobre el uso del carbón activado en Urgencias

Coordinada por el médico Guillermo Burillo y el enfermero Jorge Díaz

vie 24 junio 2011. 14.23H

Redacción. Tenerife
El servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha recibido el Premio Nacional de Investigación en Toxicología Clínica durante la celebración en Murcia del XXIII Congreso Nacional de Medicina de Urgencias.

Guillermo Burillo y Jorge Díaz, coordinadores del trabajo.

El 6º Premio Nacional de Investigación en Toxicología Clínica, otorgado por esta sociedad científica, recayó ex aequo en los trabajos presentados por el grupo de Investigación en Toxicología Clínica del Servicio de Urgencias del HUC y en la Sección de Toxicología Clínica del Hospital Clínic de Barcelona.

Es la tercera vez en la que este grupo, perteneciente a la Unidad Mixta de Investigación HUC-ULL, y financiado por el Servicio Canario de Salud a través de Funcis, recibe este galardón, como ocurriera ya en 2007 y 2005.

El trabajo versa sobre el uso y eventos adversos del carbón activado por parte de los profesionales de urgencias y emergencias de España en las intoxicaciones agudas vía digestiva. Ha sido coordinado por el médico Guillermo Burillo y el enfermero Jorge Díaz, del servicio de Urgencias del centro canario.

Aunque existen algunos trabajos sobre la protocolización, práctica clínica y disponibilidad de las técnicas de descontaminación digestiva en nuestro país, éstos se han basado en las respuestas aportadas por los responsables de los servicios de urgencias hospitalarios, y no en las de los profesionales directamente implicados en la asistencia de estos pacientes.

Para dar respuesta a las anteriores cuestiones, se planteó un estudio cuyo objetivo es conocer las prácticas de uso de carbón activado por parte de los profesionales médicos y de enfermería de los servicios de urgencias y emergencias españoles y la seguridad de su aplicación, mediante una encuesta on-line. El 53 por ciento de las respuestas provinieron de profesionales que trabajan en el ámbito hospitalario, el 35 por ciento de las emergencias y un 12 por ciento de dispositivos de urgencias de Atención Primaria.