Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Hospital de Burgos automatiza la atención en su Unidad de Diálisis

Se convierte en ejemplo de centro “digital sin papeles”

Miércoles, 01 de octubre de 2014, a las 18:28
Redacción. Burgos
La Unidad de Diálisis del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) ha incorporado el sistema informático Nefrolink para la automatizar la atención y la gestión de los más de 120 pacientes con insuficiencia renal crónica a los que atiende. El nuevo sistema de información, inaugurado por el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, facilita el control sistemático del tratamiento en tiempo real y su posterior adecuación a las necesidades del paciente, convirtiendo al centro burgalés en “ejemplo de hospital digital sin papeles”.

Miguel Ángel Ortiz, gerente del Hospital de Burgos.

Según ha explicado la compañía en un comunicado, a través de este sistema informático de gestión de los pacientes tanto médicos como profesionales de enfermería pueden registrar, controlar, organizar, prescribir y mejorar los tratamientos. Asimismo, permite la mejora en la continuidad y seguridad de los cuidados nefrológicos ya que todas las mediciones que realizan las máquinas de diálisis quedan registradas para su posterior consulta y análisis.

Asimismo, el sistema NefroLink “ofrece mayor seguridad al tratamiento, dado que cada paciente recibe la diálisis más adecuada y el facultativo invierte menos tiempo en la recopilación de datos para la toma de decisiones clínicas”.

Integración sin papeles

Del mismo modo, al ser un sistema de información integrado NefroLink optimiza la rutina diaria del personal médico y de enfermería, simplificando su trabajo y permitiendo evitar el uso del papel en el proceso de diálisis. Desde el punto de vista de la compatibilidad, el sistema está preparado para trabajar de forma conjunta con el resto de sistemas de información hospitalaria.

Asimismo, el sistema ofrece la posibilidad de explotación estadística de los datos almacenados, mejorando la gestión de los recursos disponibles, la utilización de fungibles y el seguimiento de determinadas variables clínicas o analíticas. “Todo ello permite una mayor optimización de los recursos de la Unidad de Diálisis y una mayor calidad en la prescripción terapéutica”, ha concluido la compañía.