Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Govern subraya que las futuras generaciones disfrutarán de un sistema de salud que el PSOE “se habría cargado”

El consejero ha indicado que los copagos introducidos pretenden racionalizar el uso de los medicamentos

Martes, 23 de abril de 2013, a las 15:28

Redacción. Palma
El consejero de Salud, Familia y Bienestar Social, Martí Sansaloni, ha asegurado que las "medidas impopulares" que se están adoptando en su departamento tienen como objetivo que las futuras generaciones "vuelvan a disfrutar de un sistema de salud pública que ustedes se habrían cargado", ha dicho al exconsejero de Sanidad y parlamentario socialista, Vicenç Thomàs.

Martí Sansaloni, consejero de Salud.

En respuesta a una pregunta parlamentaria en el pleno, después de que Thomàs haya acusado al Govern de "estar en otra película", Sansaloni ha replicado que quien vive en otra es "quien comprometía lo que no podía pagar y hacía insostenible el sistema". Así, ha recordado que el Govern del Pacte dejó 800 millones de euros de deuda en el Ib-Salut, y que ésta alcanzó los 17.000 millones a nivel estatal.

El consejero ha indicado que los copagos introducidos pretenden racionalizar el uso de los medicamentos ya que, según ha dicho, había un alto número de fármacos que se sacaban de las oficinas de farmacia y luego no se tomaban, por lo que acababan destruidos.

Por su parte, el parlamentario del PSIB Vicenç Thomàs ha reprochado al PP que haya introduce las privatizaciones en sanidad, "mercantilizando" esta materia y provocando que la salud ya no sea "un derecho de la ciudadanía".

Asimismo, ha lamentado que ahora paguen los pensionistas de manera que uno de cada cinco haya optado por no retirar los medicamentos que necesitan o por adquirir uno más barato. También ha criticado otras medidas como los copagos en el transporte sanitario no urgente o en los tratamientos dietéticos.

Estas medidas, según el socialista, crean una mayor desigualdad social, suponen una discriminación contra los más débiles y perjudican la salud de los ciudadanos. Así, ha subrayado que introducir los copagos no es una decisión técnica "sino política".