Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50
Jueves, 11 de julio de 2013, a las 17:59

Redacción. Palma de Mallorca
El Govern de Baleares y el Consell de Mallorca han descartado que la próxima creación del Consorcio de Servicios Sociales y Sociosanitarios conlleve la privatización de servicios sociales, sino que continuarán siendo públicos. Este nuevo organismo surgirá de la fusión del actual Consorcio de Recursos Sociosanitarios y Asistenciales y la Fundación de Atención y Apoyo a la Dependencia y de Promoción de la Autonomía Personal de las Islas Baleares.

Sandra Fernández.

Tanto la consejera de Familia y Servicios Sociales del Gobierno regional, Sandra Fernández, como la de Bienestar Social del Consell y presidenta del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Catalina Cirer, han insistido en que el nuevo Consorcio no cambiará ninguna competencia de las que en la actualidad ostentan tanto el Govern regional, como los consejos y ayuntamientos y se continuará cumpliendo el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares.

Además, la creación del Consorcio no implicará ninguna modificación de plantilla ni afectará a las condiciones de trabajo actuales. Tal y como ha explicado Cirer, “en ningún caso el Consell renunciará a sus recursos humanos y materiales”.

Según ha explicado el Govern en un comunicado, el Consorcio de Servicios Sociales y Sociosanitarios de las Islas Baleares estará integrado por el Govern y por los cuatro consells insulares. Así, los consells de Menorca, Ibiza y Formentera ya han dado la aprobación inicial de los estatutos, y próximamente lo hará el de Mallorca. El objetivo es conseguir una simplificación administrativa para la persona usuaria de los servicios sociales, de manera que se facilite el acceso y la tramitación necesaria, además de ganar eficiencia administrativa.