17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Darpón desafía al Gobierno central con la reforma del aborto

Apuesta por “minimizar” los efectos, pero rechaza “vivir de espaldas a esta realidad sociológica”

Lunes, 24 de marzo de 2014, a las 22:31
Redacción. Vitoria
El consejero de Salud, Jon Darpón, ha explicado que el Gobierno rechaza la modificación de la actual Ley que regula el aborto propuesta por el Gobierno central, y ha señalado que va a "trabajar, dentro de los márgenes que nos permita la legislación y nuestra capacidad de autogobierno, con todos los instrumentos a nuestro alcance" para defender una ley que "respete la ética de la vida, los derechos del no nacido, los de las mujeres y que también aporte seguridad jurídica a los profesionales sanitarios".

Jon Darpón.

Darpón ha comparecido ante la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y participación Ciudadana del Parlamento vasco, a petición de EH Bildu, para valorar la reforma que el Gobierno central quiere impulsar en la actual Ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo.

El titular de Salud ha recordado que en el año 2012, en País Vascose realizaron 4.418 interrupciones voluntarias del embarazo, lo que supuso una reducción del 9,5 por ciento respecto a los realizados en 2011. Además, ha precisado que de los 4.418 abortos, 3.831  corresponden a mujeres que residentes en el País vasco. Por ello, ha afirmado que estos datos muestran que tras la entrada en vigor de la ley de 2010, se ha producido un "ligero" descenso en el número de abortos, por lo que ha subrayado que la legislación actual "no ha supuesto un incremento en el número de casos".

"Los datos muestran que con la entrada en vigor de la legislación actual el número de abortos se ha reducido", ha señalado. Darpón ha subrayado que la posición del Gobierno vasco respecto a la interrupción voluntaria del embarazo está "sustentada en datos tangibles" y muestran que "el aborto es una realidad que existe con la legislación actual, existía con la ley anterior" y cree que "ha existido siempre, y es muy difícil que deje de existir". "Hay que minimizar sus efectos pero no vivir de espaldas a esta realidad sociológica", ha indicado.

Por otro lado, ha explicado que la ley actual establece que la interrupción voluntaria del embarazo está incluida en la cartera de servicios comunes de Osakidetza, por lo que el Servicio vasco de salud cuenta con centros acreditados y centros propios. Además, existe un "circuito"  para los casos amparados en la ley 2/2010 en los que la mujer solicita abortar en embarazos de menos de 14 semanas.