Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Gobierno regional prevé recaudar 22 millones anuales con la implantación del céntimo sanitario

Se incrementa la jornada a 37,5 horas semanales y se prohíbe la prolongación de la permanencia en el servicio activo

Jueves, 16 de febrero de 2012, a las 21:21

Redacción. Santander
El Gobierno de Cantabria espera recaudar unos 22 millones de euros anuales con la implantación de un céntimo sanitario que se devolverá al cien por cien a los profesionales, y reducirá a la mitad sus empresas públicas (de 45 a 22), que tendrán planes de viabilidad, topes salariales y deberán ser autosuficientes.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad; Ignacio Diego, presidente de Cantabria; y Cristina Mazas, consejera de Economía.

Son las principales medidas del denominado Plan de Sostenibilidad de los Servicios Públicos de la Administración del Gobierno de Cantabria, un conjunto de ajustes aprobados por el Consejo de Gobierno con el objetivo de que la Autonomía y sus servicios públicos tengan “futuro”.

En materia de personal, se reduce al mínimo permitido por la Ley el número de liberados sindicales, se elimina el complemento de la incapacidad temporal por contingencia común durante el primer mes y se prohíbe la prolongación de la permanencia en el servicio activo. Así, se incrementan de 35 a 37,5 las horas semanales de trabajo del personal estatutario del Servicio Cántabro de Salud.

Se reducirá el gasto farmacéutico por prescripción de principio activo, y se adoptará un Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, para “garantizar” las prestaciones.

La Administración tendrá que adoptar “nuevos modos” de funcionar, que pasan por la racionalización del gasto, con la contratación centralizada en el Servicio Cántabro de Salud.