14 nov 2018 | Actualizado: 14:30

El Gobierno reabrirá en octubre la planta del Hospital San Jorge que cerró en verano

Se realizarán auditorías en los hospitales para potenciar o mejorar lo necesario

Martes, 25 de septiembre de 2012, a las 18:49

Redacción. Huesca
El Gobierno de Aragón reabrirá el próximo mes de octubre la planta del Hospital San Jorge de Huesca que cerró en verano para ahorrar gastos, así lo ha asegurado el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván. El consejero ha recordado que "el cierre de las plantas se determina en época estival, se comunica a los sindicatos y todos los sindicatos en mayo sabían que iba a haber una planta del hospital que iba a permanecer cerrada hasta octubre". Ha argumentado que "por vacaciones hay menor actividad y algunos pacientes deciden posponer operaciones y consultas para otras épocas y eso conlleva que haya determinados espacios del hospital que sea más operativo cerrar".

Ricardo Oliván.

A pesar de ello, ha insistido en que "esto no quiere decir que se deje de atender a nadie" y ha asegurado que si hace falta abrir la planta se abrirá. Por otro lado, el consejero ha hecho referencia a las auditorías que se van a llevar a cabo en los hospitales de la comunidad autónoma para potenciar o mejorar lo necesario. Primero se llevarán a cabo auditorías en los hospitales pequeños, como son Alcañiz, Calatayud y Barbastro y se continuará por los medios, como son el de Huesca, Teruel y el Royo Villanova. "A partir de estas auditorías con servicios de hospitales comparables determinaremos los temas a potenciar y a mejorar y cuando, en concreto, tengamos la foto de Huesca en comparación con otros hospitales comparables veremos en qué ámbito hay que actuar para mejorar".

Asimismo, el consejero también ha indicado que en estos momentos se está estudiando el futuro del hospital de Jaca en su inclusión, junto a los hospitales de Fraga, Tarazona y Ejea, en el Consorcio Aragonés de Alta Resolución. "El hospital de Jaca tiene sus características, es el único que es propiedad de una entidad municipal y forma parte junto con otros del Consorcio Aragonés de Alta Resolución, que en estos momentos se está analizando para ver cuál es su futuro, en el sentido de si permanece como órgano independiente o se incorpora conjuntamente al Salud".

Para ello, ha agregado, "hay que ver si hay ventajas en los dos sentidos, tanto para el Consorcio como para el Salud. Se está estudiando desde el punto de vista del personal, económico, asistencial y jurídico". En cuanto al hospital de Barbastro, ha dicho que "el hecho de que lleven treinta años desde el Ayuntamiento de Barbastro usando el hospital como arma arrojadiza en materia política no beneficia ni a los pacientes, ni a los profesionales del hospital porque trasciende una imagen del hospital que no se corresponde con la realidad, no es ni mejor ni peor que otros de la comunidad autónoma, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, ahora lo veremos y cuando detectemos que hay servicios que funcionan de una manera mejorable se mejorará".

Por otra parte, el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha hecho un balance positivo del primer año al frente de esta Consejería del Gobierno de Aragón, ya que se ha obtenido una fotografía general de la situación y se han diseñado las líneas de trabajo a seguir. Oliván se ha mostrado satisfecho y ha dicho que "del trabajo que hemos hecho en la Consejería estoy muy satisfecho, porque hemos conseguido una cosa importante y es que tanto en el ámbito de sanidad como en el de los servicios sociales hemos hecho una fotografía clara de la situación y a partir de allí hemos diseñado las líneas de trabajo, y tenemos un objetivo común que es que tanto la sanidad como los servicios sociales que hoy conocemos se puedan seguir manteniendo en el futuro a unos niveles de calidad dignos para los ciudadanos aragoneses".

Asimismo, el consejero ha aclarado que la atención sanitaria continuará por las tardes en los centros de salud, de forma independiente a la eliminación del complemento retributivo que se paga a médicos y al resto del personal sanitario.
Ha explicado que la atención sanitaria está distribuida entre cuatro jornadas de mañana y una vespertina. Por esta última, los médicos y el resto del personal sanitario perciben una "pequeña cantidad", que se ha decidido eliminar.  Ha explicado que "este complemento fue posterior a que en los reglamentos de los centros se incorporara la obligación de estas personas a trabajar un día por la tarde, entonces entendimos que no tiene ningún sentido que haya un complemento para compensar una situación que es obligatoria. Por eso este complemento retributivo se ha decidido eliminar".

Por otro lado,    Ricardo Oliván ha manifestado que el Centro de Salud Santo Grial de Huesca necesita una actuación más perentoria que otros. A ello ha hecho referencia el consejero al hablar de la demanda de un nuevo centro de salud en el barrio del Perpetuo Socorro de la capital altoaragonesa. Oliván ha insistido en que no hay que confundir demanda con necesidad y en este caso ha apuntado que "la demanda no es exactamente necesidad analizando no sólo las circunstancias del barrio en concreto, sino el conjunto de la atención sanitaria en la ciudad de Huesca", ya que "la ciudad ha evolucionado y hay áreas de población nuevas con gente joven, y eso nos tiene que llevar a analizar las soluciones para las actuales situaciones de la ciudadanía oscense".