Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El Gobierno prestará 17.255 millones a las CCAA para el pago a proveedores, más del 70% sanitarios

Andalucía y la Comunidad Valenciana son las que más adeudan en medicamentos y tecnología sanitaria, rondando los 2.000 millones de euros, cada una

Martes, 17 de abril de 2012, a las 22:12
Redacción / Javier Leo. Madrid
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha avanzado que las facturas pendientes de pago que han presentado las comunidades autónomas para que se finiquiten a través del plan de pago a proveedores ascienden a 17.255 millones de euros, repartidos en casi cuatro millones de facturas. La deuda sanitaria es la más abultada en todas las cuentas autonómicas, representando más del 70 por ciento del total adeudado. Según ha podido comprobar este diario, las cifras en sanidad van desde algo más del 50 por ciento de las facturas sin pagar en La Rioja (40 millones), hasta los más de 2.300 millones (83%) de los recibos sin pagar en Andalucía o los más de 900 millones que adeuda Castilla y León (el 95% de su deuda).

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Tras un encuentro con la CEOE, Montoro ha explicado que las cifras son "provisionales", ya que el plazo para que las comunidades presentaran estas facturas finalizó este domingo, pero los proveedores aún pueden revisar las listas y reclamar su inclusión en las mismas. Al sumar esta cifra a la que habían presentado los ayuntamientos (unos 10.000 millones), el plan de proveedores se hará cargo de facturas por valor de 27.000 millones de euros “largos”, según Montoro. El ministro de Hacienda ha destacado que esta cifra supone una “inyección de liquidez muy importante” que llegará a autónomos, pymes y grandes empresas.

Montoro ha dicho que todas las comunidades que se han acogido al plan “serán atendidas” y que todos los proveedores serán “pagados”. De este modo, varias comunidades han hecho públicas sus cuentas “al por menor", como Andalucía, que adeuda un total de 2.763,3 millones de euros, de los cuales el Servicio Andaluz de Salud (SAS) acapara el 97 por ciento de las facturas pendientes de pago y el 83,2 por ciento del volumen de gasto (unos 2.300 millones). La Comunidad Valenciana destaca por aportar la deuda total más abultada (4.069 millones), dividida en: facturas de las consejerías (982 millones), empresas del sector público (1.237) y “facturas en los cajones, básicamente procedentes de la sanidad” (1.850 millones).

Todas las comunidades menos Galicia, Navarra y País Vasco se han adherido al plan del Gobierno. De éstas, autonomías con un volumen "significativo" de pagos sin efectuar como Castilla-La Mancha, Cataluña o Murcia, solo han aportado la cifra total de deuda, sin especificar la sanitaria, con unos montantes de 2.510, 1.984 y 1.200 millones de euros, respectivamente. Por su parte, otras como Madrid o Castilla y León han remitido facturas sanitarias por valor de 1.080 millones de euros (84% de los 1.279 millones totales) y aproximadamente 950 millones (95% de los 1.066 millones totales), respectivamente.

También han presentado su deuda detallada en sanidad las comunidades de Aragón (390 millones en sanidad, de 450,4 totales), Cantabria (252 millones correspondientes al SCS del total de 332 millones presentados), Canarias, (194 de los 232 millones totales) y La Rioja (40 millones del Seris del total de 76). Extremadura, asimismo, solo ha informado de una deuda total de 220 millones de euros, sin especificar lo que corresponde al Servicio Extremeño de Salud (SES). Al cierre de esta edición, Baleares y el Principado de Asturias no han comunicado su deuda específica, aunque, según las cuentas de Hacienda, les corresponden 1.110 millones de euros, entre ambas, de los 17.255 incluidos en el plan.