16 nov 2018 | Actualizado: 16:15

El Gobierno potencia la atención directa para dependientes en Calahorra

Nieto y Martínez-Portillo han renovado hoy el convenio de colaboración

Miércoles, 15 de octubre de 2014, a las 11:20
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y el alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, han renovado el convenio de colaboración en virtud del cual el Gobierno aportará este año la cantidad de 254.757,16 euros al municipio para el desarrollo de programas en materia de Servicios Sociales. El acto también ha contado con la presencia de la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral.

Nieto y Martínez-Portillo.

En concreto, se contempla una partida de 126.445 euros para ‘Atenciones directas para personas en situación de dependencia’. Asimismo, se destinan 65.884,5 euros para ‘Atenciones directas para la promoción de la autonomía personal’ y 29.235,66 euros para ‘Ayudas de emergencia social’.

Además, la ‘Prevención específica de menor y familia’ cuenta con una asignación de 16.725 euros. El resto de programas en materia de servicios sociales se completa con las siguientes cantidades: 9.000 euros para el programa de ‘Comedor social’; 5.324 euros para ‘Atención directa a familias de menores declarados en riesgo’; y 2.143 euros para ‘Inserción social de personas y familias en riesgo de exclusión social.

Nieto ha destacado que esta partida posibilita la atención de primer nivel de los grupos de población más vulnerables: mayores, menores, personas con discapacidad y familias en riesgo de exclusión social. Así, el convenio contempla la financiación de programas concretos como atenciones directas a personas en situación de dependencia (que se lleva el 70 por ciento del presupuesto total). Además, ha destacado que el Gobierno de la Rioja ha aumentado en un 39,16 por ciento el importe de este convenio (71.692,66 euros).

Los servicios sociales de primer nivel trabajan para detectar, analizar y diagnosticar situaciones de riesgo, de necesidad social y de dependencia; informar, orientar y asesorar a la población sobre los recursos disponibles y su derecho a utilizarlos; prevenir las situaciones de riesgo, interviniendo sobre los factores que lo provocan y con actuaciones que eviten la aparición de problemáticas o necesidades sociales; apoyar a la unidad de convivencia, psicosocial, doméstico y técnico; proporcionar medidas alternativas de convivencia en situaciones de deterioro físico, psíquico, afectivo o socioeconómico que impidan el desarrollo personal o familiar; o gestionar las prestaciones básicas.