Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El Gobierno impulsa el desarrollo del espacio sociosanitario

Se inicia la atención a domicilio y abrirá un nuevo de Centro de Atención Temprana

Martes, 22 de enero de 2013, a las 18:49

Redacción. Pamplona
El Gobierno de Navarra va a impulsar en los próximos meses el espacio sociosanitario, una estrategia que aúna esfuerzos de los departamentos de Salud y Políticas Sociales para una mejor atención a las personas desde la optimización de los recursos y herramientas existentes.

Marta Vera, consejera de Salud.

Según han explicado en rueda de prensa los consejeros de Salud, Marta Vera, y de Políticas Sociales, Íñigo Alli Martínez, el trabajo coordinado entre los equipos de ambas disciplinas evitará duplicidades y posibilitará una mejor gestión.

Así, el Gobierno va a iniciar en febrero en Allo y Tafalla el proceso de implantación en la Comunidad foral del servicio de atención sociosanitaria a domicilio, un programa que ofrecerá cuidados integrales a personas dependientes con enfermedades crónicas o agudos que residen en su domicilio y que, además de cuidados sanitarios, precisan de otros servicios para recuperar su autonomía, paliar limitaciones en su vida diaria y facilitar su inserción social.

Para ello, los recursos sanitarios y de servicios sociales coordinarán su actuación –hasta ahora no existían procedimientos reglados de trabajo y comunicación entre estos equipos y la colaboración dependía de la voluntad de los profesionales– y elaborarán de cada usuario un ‘plan integral de cuidados personalizado’.

El programa también mejorará la calidad de vida de las personas cuidadoras, puesto que se pondrá en marcha un plan de atención a las personas cuidadoras, conforme a las conclusiones de la primera sesión de Foro Salud, plan que incluye formación, asesoramiento, apoyo psicosocial, etc. Asimismo, con esta iniciativa se pretende reducir también las necesidades de hospitalización e institucionalización.

El próximo mes de febrero se inicia en Allo y Tafalla la puesta en marcha del proyecto piloto, que exige la constitución de comisión de coordinación de zona (con presencia de trabajadores sociales de base y de centros de salud, enfermeras y trabajadoras familiares, entre otros); el diseño de un sistema de detección, atención y seguimiento; la valoración de la inclusión en el programa; la aprobación de planes de cuidados integrales; y el registro de información. El pilotaje finalizará en diciembre y, tras analizar el diseño e introducir mejoras, se extenderá al resto de Navarra.

Atención temprana y residencial

A la atención sociosanitaria a domicilio se suman otras cuatro actuaciones. Así, en los próximos días abrirá en Sarriguren (Egüés) el nuevo Centro de Atención Temprana que atenderá a los niños con retraso madurativo, que puedan tener dificultades en el habla, al andar o cualquier otro tipo de dificultad. Salud da a estos niños una atención especial hasta ahora no coordinada. Se va a establecer un protocolo de derivación para evitar retrasos en la incorporación a este centro, para adelantar diagnósticos y mejorar los resultados. Para ello, se creará una comisión técnica de atención temprana. Los profesionales de atención primaria conocerán también las tareas de estimulación que se les están aplicando.

 El espacio sociosanitario incluye también un programa de atención residencial. En las residencias concertadas, los internos son atendidos por médicos del centro. En caso de ingreso en un hospital público, el Servicio Navarro de Salud desconoce el historial del paciente. Por esta razón, el historial médico de todos los pacientes que se encuentran en residencias concertadas será compartido.

Envejecimiento saludable y rehabilitación

Los otros dos proyectos son de carácter preventivo: programa de envejecimiento saludable y programa de rehabilitación funcional de pacientes en convalecencia (ictus). Respecto al primero, este año se van a elaborar y distribuir materiales informativos y de apoyo a profesionales orientados a la prevención y promoción de la salud, con recomendaciones dirigidas a la población de 55 a 60 años: ejercicio físico; actividad mental, incluyendo todo tipo de estimulación cognitiva (no sólo los clásicos “Talleres de memoria”); y relaciones sociales: amistades, familiares, actividades de ocio, movimientos sociales variados y voluntariado… Se promoverá el uso de entornos saludables (ciudades globales amigables con los mayores) y ofrecerá una imagen social positiva de la vejez.

Respecto a la atención sociosanitaria en convalecencia, se ha realizado un análisis de ingresos hospitalarios recurrentes y derivaciones desde el Complejo Hospitalario de Navarra a otros centros y se han identificado como procesos de intervención el ictus y las fracturas de cadera. Con los afectados por estas patologías se va a trabajar en la identificación de centros residenciales adecuados para pilotar unidades de media-larga estancia con perfil de rehabilitación funcional y terapia ocupacional.