21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La ausencia de lista de espera en Oftalmología del García Orcoyen, premiada por el Gobierno

Señala que se ha llevado a cabo sin incrementar los recursos humanos y presupuestarios

Jueves, 27 de noviembre de 2014, a las 16:12
Redacción. Pamplona
El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, entregará esta tarde el 8º Premio a la Calidad de los Servicios Públicos al Hospital García Orcoyen de Estella por su gestión de las listas de espera en Oftalmología, que, sin aumentar los recursos humanos y presupuestarios, ha disminuido las listas de espera, tanto en primeras y sucesivas consultas como en intervenciones quirúrgicas, hasta hacerlas desaparecer.

Según informa el Gobierno navarro, en cuanto a las consultas sucesivas, la lista de espera contaba con 1.768 personas en febrero de 2013, cuando comenzó a implantarse el proyecto premiado. Esta situación conllevaba un retraso en las citaciones de 14 a 17 meses sobre la fecha de consulta indicada. Tras aplicar las medidas contenidas en el plan, la lista de espera se redujo en diciembre de ese año a 323 personas, es decir, un 80 por ciento menos que al comienzo, y en abril de 2014 la lista desapareció, siendo citados todos los pacientes a consulta en la fecha indicada. Por otra parte, la lista de espera en primeras consultas es de 10 días.

Respecto a la espera para intervenciones quirúrgicas, la mayor parte de ellas de cirugía de cataratas, 442 pacientes conformaban la lista en febrero de 2012, cuando comenzaron a aplicarse las medidas. Esta lista disminuyó a la mitad, 215 pacientes, a finales de ese año, quedando extinguida, con el mínimo de 51 pacientes, en junio de 2013. El Ejecutivo destaca que para el correcto funcionamiento de los servicios que intervienen en el proceso quirúrgico (oftalmología, admisión, anestesia, enfermería de quirófano, laboratorio, etc) es necesario contar con un número mínimo de pacientes en lista de espera, cifrado en el medio centenar.

Esta reducción de las listas de espera se ha llevado a cabo sin incrementar los recursos humanos y presupuestarios.
Para ello se han adoptado medidas como consensuar entre los especialistas los tiempos de revisión de pacientes crónicos según sus patologías, estratificar la lista de pacientes por tiempos de indicación de revisiones (seis meses, nueve meses o un año) y determinar un tiempo máximo de espera según tramos, una mayor asignación de quirófanos para oftalmología dentro del horario laboral (sin realizar las llamadas “peonadas”), y reuniones mensuales con el Servicio de Admisión previas a la citación de consultas, para observar los retrasos a tiempo real y actuar inmediatamente ante las disfunciones detectadas.

Finalmente, en el marco de este proyecto de gestión de las listas de espera, la Sección de Oftalmología de este centro hospitalario ha organizado tres cursos, coorganizado 44 sesiones clínicas por videoconferencia y participado en otra acción formativa. Estas iniciativas han versado sobre nuevas tecnologías, glaucoma, instrumentación quirúrgica, atención primaria, urgencias pediátricas, entre otros temas.