18 nov 2018 | Actualizado: 10:20

El Gobierno excluirá a los “más desfavorecidos” del copago farmacéutico

El lehendakari espera conseguir “acuerdos” para que “nadie se quede sin medicamentos”

Viernes, 15 de marzo de 2013, a las 14:05

Redacción. Vitoria
Íñigo Urkullu se ha mostrado convencido de llegar a los “acuerdos necesarios” para que “nadie se quede sin un medicamente por no disponer de los medios para ello”. El lehendakari, que ha reiterado su postura “contraria” al copago farmacéutico, ha pedido al PSE “coherencia” para no caer en la “demagogia fácil”.

Urkullu ha realizado estas manifestaciones en el pleno de control al Gobierno, respondiendo a la pregunta formulada por la parlamentaria del PSE-EE, Blanca Roncal, sobre la aplicación del copago farmacéutico en los sectores más vulnerables de la sociedad vasca.  No obstante, ha precisado que “todavía no se conoce si va a ser por vía de compensación”.

El lehendakari, Íñigo Urkullu.

El lehendakari ha recordado que su Gobierno no comparte "en absoluto" el copago sanitario y ha recordado que, durante la pasada legislatura, se aprobó una proposición no de ley del PNV en el Parlamento vasco, con el apoyo de socialistas y nacionalistas para recurrir al Tribunal Constitucional "los ataques al sistema educativo y al sistema sanitario".

Tras recordar que todavía no hay una sentencia firme del TC, ha apostado por ser "cautos y coherentes", y ha recordado al PSE-EE que el anterior Gobierno de Patxi López "no planteó medidas de compensación para paliar el copago farmacéutico entre los sectores más desfavorecidos de la sociedad", por lo que ha pedido a la parlamentaria socialista que no caiga en la "demagogia fácil".

En este sentido, se ha mostrado convencido de que van a conseguir llegar a los "acuerdos necesarios para mantener este servicio público, universal y de calidad, y conseguir que nadie se quede sin un medicamento por no disponer de los medios para ello".

Asimismo, ha citado la Ley de Ordenación Sanitaria de Euskadi, aprobada en 1997, que establece los principios de universalidad, solidaridad y equidad de los servicios, y que "ha permitido ofrecer un servicio sanitario ejemplar, por el que nadie se ha quedado sin asistencia sanitaria o sin medicamentos por falta de medios económicos".

La parlamentaria del PSE-EE, Blanca Roncal, por su parte, ha preguntado a Urkullu si tiene prevista alguna forma de compensación, en caso de que sea imposible, por vía jurídica, resolver esta "medida recortadora de derechos", y ha defendido que el autogobierno dota al Gobierno vasco de herramientas para compensar a ciertos sectores afectados.

Por ello, ha pedido al Ejecutivo que deje exentos del copago a los más desfavorecidos, en concreto a las rentas inferiores de 18.000 euros, que, en el caso de Euskadi, alcanza al 70 por ciento de los pensionistas. Solicitan que estos 442.000 pensionistas no tengan que pagar el dinero y, posteriormente, deban acudir a una ventanilla de la Administración para recuperarlo.