10 dic 2018 | Actualizado: 17:00

El gobierno evaluará en un año el impacto de la ley antitabaco sobre la hostelería

El texto definitivo se votará en el Parlamento Vasco a principios de febrero

mié 26 enero 2011. 18.41H

Redacción. Vitoria

La Comisión de Políticas Sociales, Trabajo e Igualdad de la Cámara Vasca ha aprobado la introducción de varias modificaciones al proyecto de reforma de la Ley antitabaco del País Vasco, con los que se completa el trámite previo a la aprobación definitiva de la norma en el pleno del Parlamento Vasco prevista para principios de febrero.

Una de las tres novedades introducidas por los parlamentarios a la norma inicialmente propuesta ha sido la exigencia de que, una vez transcurrido un año desde la entrada en vigor de la norma, el gobierno ponga en marcha un estudio para evaluar el impacto de la misma sobre la hostelería para articular, en su caso, medidas para reducir las posibles repercusiones negativas sobre este tipo de negocios.

Esta medida, acordada entre el PSE-EE y el PP, establece que, transcurrido un año desde la aprobación de la ley, el Gobierno autonómico proceda a la evaluación de sus repercusiones económicas sobre la hostelería, "de modo que las administraciones públicas pudieran articular, en su caso, medidas que contribuyeran a la reducción de los posibles impactos negativos identificados".

Según ha explicado a los periodistas el presidente de la comisión, Mikel Unzalu, finalmente no se ha aceptado la propuesta para compensar económicamente a los empresarios que adaptaron sus locales a la normativa actualmente vigente, con el fin de separar las áreas de fumadores y no fumadores.

Mikel Unzalo. Presidente de la Comsión para la Modificación de la Ley Antitabaco.

Los cambios introducidos durante el trámite de ponencia han suprimido las restricciones más polémicas que contenía el texto original, como la prohibición de fumar en coches en los que viajen menores de edad o de vender tabaco en las gasolineras, que no se contemplan en la normativa estatal vigente desde el 1 de enero.

Además, la comisión ha incorporado tres enmiendas al informe que previamente había elaborado la ponencia parlamentaria encargada del estudio de esta norma. Una de ellas es el mencionado estudio del impacto de la ley sobre el sector de la hostelería.
Otra de las novedades se incorporará a la ley a partir de una enmienda del PNV, PP y Aralar. En ella, se establece que el Gobierno vasco promueva el desarrollo de programas sanitarios para deshabituación tabáquica, en especial en atención primaria.

Asimismo, se promoverán programas de promoción del abandono del consumo de tabaco en instituciones docentes, centros sanitarios, centros de trabajo y entornos deportivos de ocio. Por otra parte, en la enmienda se indica que la Administración promoverá el acceso a tratamientos de deshabituación, prioritariamente dirigidos a grupos de riesgo, "cuya eficacia esté científicamente avalada".

La última modificación al texto de la ponencia consiste en una enmienda que plantea que se permita la venta de puros de forma individual, de forma que no tengan que ser comercializados obligatoriamente en paquetes de varias unidades.

El documento no contempla una regulación específica sobre sociedades gastronómicas, de forma que en este campo no habrá diferencias respecto a la normativa estatal. La aprobación definitiva de la ley, en torno a la que existe un "amplio consenso", según ha indicado Unzalu, está prevista para el mes de febrero.