Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La querella contra el Gobierno de Antich por los complementos salariales, admitida a trámite

El Gobierno elude hablar de plazos sobre la nueva ley presentada por el PP

Domingo, 08 de julio de 2012, a las 15:00

Redacción. Palma de Mallorca
En el que sería su último acto como consejera de Sanidad, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha afirmado que la aprobación de la Ley anunciada por el Govern para evitar que los médicos tengan que reembolsar los incrementos retributivos percibidos desde el año 2008 y permitir su mantenimiento en el futuro, dependerá "de la mecánica parlamentaria". Lo que sí confirmó Castro a la prensa es que la querella contra el Gobierno de Antich ya ha sido admitida a trámite y que, por lo tanto, todo está en manos de la Fiscalía.

El expresidente balear, Francesc Antich.

En la rueda de prensa que ha ofrecido después de que el Comité Ejecutivo del Sindicato Médico desconvocara el jueves la huelga indefinida que iba a comenzar este viernes en la sanidad balear, la titular del ramo ha celebrado que finalmente se haya alcanzado una solución jurídica al problema suscitado desde que el actual Govern hallase una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJIB) que anulaba el acuerdo por el que los sanitarios debían percibir los complementos.

Una propuesta que ha calificado de "muy complicada" puesto que, ha manifestado, se ha buscado la forma legal de que salga adelante a pesar de la existencia de la anterior resolución de la máxima instancia judicial de las islas y del hecho de que la Ley de Presupuestos para este año no permite un incremento de las retribuciones.

Mientras tanto, Castro ha afirmado que su departamento ya ha interpuesto la querella que anunció contra el anterior Ejecutivo autonómico por no haber aplicado la sentencia del TSJIB.

"Creo que ya está admitida a trámite y ahora todo depende de la Fiscalía", ha puesto de manifiesto Castro en referencia a la denuncia presentada por la Conselleria contra el Govern del socialista Francesc Antich al considerar que podría haber incurrido en los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación por no haber aplicado la resolución y haber seguido abonando las retribuciones. Unos pagos que, sin embargo, seguirá realizando el actual gabinete autonómico en virtud de la nueva solución legal.

En este contexto, Castro ha recriminado que el anterior Ejecutivo tuviera la sentencia "guardada en un cajón sin decirle nada a nadie", y ha aseverado que cuando su departamento tuvo conocimiento de ello "comenzamos a buscar una solución desde el primer momento, con todo el Govern implicado".

Al ser preguntada sobre por qué se ha esperado hasta el último momento para anunciar su propuesta, la consellera ha defendido que "durante mes y medio nos hemos reunido con sindicatos y con el colectivo médico, pero una cosa son reuniones y otra negociaciones".