20 nov 2018 | Actualizado: 19:20
Jueves, 08 de enero de 2015, a las 17:04
Redacción. Ibiza
La consejera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández, ha garantizado que el Gobierno de las Islas Baleares mantendrá la estabilidad de todas las plazas y los puestos de trabajo existentes en las residencias Can Blai y Can Cepillos en Ibiza, después de que el Ejecutivo balear anunciara recientemente que gestionará directamente estos centros y se anulará así su proceso de externalización.

Sandra Fernández, consejera de Familia y Servicios Sociales.

Según ha explicado Fernández a los trabajadores, con la gestión directa de los centros Can Blai y Can Cepillos por parte de la Fundación de Atención a la Dependencia se garantiza la estabilidad y la calidad tanto del servicio que prestan estas dos instalaciones como de los lugares de trabajo existentes. Así, la consejera ha justificado que esta decisión se ha tomado con la voluntad política de solucionar los problemas administrativos que provocaban hasta ahora los continuos retrasos en los pagos a trabajadores y proveedores. En este sentido, ha remarcado que “una de las principales prioridades” ha sido “asegurar que las nóminas de los trabajadores se pagarán en tiempo y forma”.

Igualmente, ha destacado que se va a trabajar junto con el consejo insular y los trabajadores para establecer una hoja de ruta para garantizar la estabilidad de los puestos de trabajo y la gestión del servicio.

La consejera ha subrayado que, aunque el proceso administrativo necesario para que la Fundación asuma la gestión de estos centros se prolongará durante un tiempo, sus efectos se aplican desde el 1 de enero de 2015. Además, aunque se haya disuelto el Consorcio de Gestión Sociosanitaria de Ibiza, el Gobierno de las Islas Baleares  continuará trabajando en coordinación con el Consejo Insular de Ibiza a través del representante que este tiene en la Fundación de Atención a la Dependencia, mediante el Patronato de este organismo.

En todo caso, la Consejería de Familia y Servicios Sociales ha expresado su compromiso de reunirse semanalmente con los directores de las residencias Can Blai y Can Cepillos (esta última tendrá, en consecuencia, un director propio), los cuales serán los intermediarios, junto con el representante del Consejo Insular de Ibiza, para reforzar la coordinación de los aspectos más relevantes que afecten a los centros.

Por su parte, el presidente del Consejo Insular de Ibiza, Vicent Serra, ha agradecido “la voluntad y predisposición del Gobierno para asumir la gestión de las residencias”, al tiempo que ha señalado que uno de los objetivos que se plantean ambas instituciones es la apertura de las plazas pendientes de la residencia Can Cepillos “antes de que finalice el año”.

En cuanto al apartado laboral, los trabajadores de los centros pasarán a depender de la Fundación de Atención a la Dependencia y mantendrán en estos momentos las condiciones actuales y, una vez publicado en los próximos días en el Boletín Oficial de las Islas Baleares el convenio firmado día 22 de septiembre de 2014, les serán aplicadas las nuevas condiciones que se establecen, hasta la aprobación del convenio de la Fundación que actualmente se está negociando. En estas negociaciones se incorporarán los representantes de los trabajadores, con el objetivo de consensuar al máximo las condiciones del convenio que está previsto que se apruebe en los próximos meses.