Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

El Gobierno aplaza al próximo Consejo de Política Fiscal la deuda autonómica con los proveedores

El Consejo de Ministros deja sin solución el debe de las autonomías con los proveedores farmacéuticos, de tecnología sanitaria y de la sanidad privada

Domingo, 26 de febrero de 2012, a las 12:59
Redacción. Madrid
La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que el “instrumento financiero” para facilitar el pago de las deudas con proveedores por parte de las comunidades autónomas no se abordará hasta el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera. De este modo, queda pospuesto, sin fecha definida, el problema de la deuda de las autonomías con la industria farmacéutica, la de tecnología sanitaria y con la sanidad privada.

Soraya S. de Santamaría, vicepresidenta 1ª y portavoz del Gobierno, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.


Sin entrar en más detalles sobre dicho “instrumento financiero” para las comunidades, Sáenz de Santamaría se ha limitado a explicar que el Estado sí avalará a los ayuntamientos para que paguen sus facturas a las pequeñas y medianas empresas (Pymes). Para ello, las corporaciones locales tendrán que suministrar al Ministerio de Hacienda, con anterioridad al 15 de marzo, el listado de facturas pendientes de pago con los proveedores hasta el 31 de diciembre de 2011, y antes del 31 de marzo tendrán que remitir un plan de ajuste que les permita hacer frente en el futuro al pago de estas deudas.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha indicado que se trata de poner "orden" y de conocer la cuantía de la deuda por facturas pendientes y que las administraciones públicas se sometan a un plan de viabilidad para cumplir con estas obligaciones, como paso previo para aprobar el mecanismo financiero que garantice a pymes y autónomos el cobro de dichas facturas.

Mientras, se calcula que la deuda del Sistema Nacional de Salud (SNS) con grandes, medianos y pequeños proveedores supera ya los 15.000 millones de euros, divididos en cuatro grandes bloques: suministro de fármacos (6.300 millones); tecnología sanitaria (5.200 millones); conciertos con clínicas privadas y de la red pública (2.200 millones) y oficinas de farmacia (1.900 millones).