Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:25

El Gobierno dice a las CCAA que solo se puede gastar “aquello que se tiene”

Propondrá un nuevo sistema de financiación que conceda a las autonomías elasticidad para subir o bajar impuestos

Domingo, 04 de agosto de 2013, a las 19:48

Redacción. Madrid
El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha adelantado que el Gobierno quiere plantear a las comunidades autónomas que el próximo sistema de financiación, que tiene que renovarse el próximo año, sea elástico, para que los gobiernos regionales tengan capacidad para subir o bajar impuestos de modo que éstos sean "crecientes y sostenibles". El Gobierno hará también públicas las balanzas fiscales para que haya transparencia en los flujos entre el Estado y las autonomías, aunque no pondrá más dinero en la financiación autonómica.

Antonio Beteta.

Beteta ha explicado, en una entrevista concedida a Europa Press, que en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), celebrada el pasado miércoles, el Gobierno "invitó" a las comunidades autónomas a hacer sus peticiones sobre los "espacios fiscales" que quieren ocupar y la "capacidad" que podrían tener.

"El momento es el adecuado porque estamos saliendo de la recesión. Si hay elasticidad fiscal que permita que los ingresos sean crecientes y sostenibles, eso puede ayudar a concretar cuáles son los espacios fiscales y cuál es el adecuado reparto del conjunto de los recursos de las comunidades autónomas", ha señalado.

De este modo, el secretario de Estado ha concretado que el Gobierno va a trabajar con las comunidades en un modelo de financiación en el que las autonomías puedan tener una "capacidad fiscal adecuada que no afecte a la competitividad de la economía, que no rompa el mercado único, pero que al mismo tiempo permita avanzar en que haya servicios públicos de calidad y políticas fiscales diferentes".

Por otro lado, el secretario de Estado ha defendido los objetivos de déficit asimétricos aprobados por el pasado Consejo de Política Fiscal y Financiera debido a la "situación dispar" en que se encuentran unas autonomías y otras, y ha rechazado que el Gobierno haya cedido a las reivindicaciones de Cataluña. De hecho, ha manifestado que si se hubiera optado por un objetivo igual para todas las comunidades, las que el año pasado incumplieron tendrían que reducir su déficit en 2013 en un 80 por ciento, una decisión que ha calificado de "voluntarista".

Para asegurar que las comunidades cumplirán el objetivo determinado para este año, sobre todo viendo los malos datos de regiones como Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia, Baleares y Andalucía, Beteta ha explicado que estas cinco autonomías serán sometidas a una "monitorización" a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que permita tener un "conocimiento exhaustivo de la tesorería y los pagos de las comunidades".

"Sólo se va a poder gastar aquello que se tiene y sólo se va a poder tener aquello que se puede pagar", ha subrayado. De todas formas, ha hecho hincapié en que el Estado "no debe, ni puede ni quiere" meterse en los gastos internos de las comunidades ni en cómo diseñan sus presupuestos para reducir el déficit, ya que "lo que interesa es el saldo final, que cumplan el objetivo" y eso es lo que le van a exigir a todas las autonomías. "El cómo consiguen el cumplimiento de ese objetivo es responsabilidad de los gobiernos autonómicos", ha aseverado.