Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El General pone en marcha el Hospital de Día de Demencias

Se realizarán consultas, valoraciones y terapias neuropsicológicas

Viernes, 01 de abril de 2011, a las 14:42

Redacción. Palma
El Hospital General de Palma ha puesto en marcha un Hospital de Día de Demencias, mediante el cual se atenderán hasta 30 pacientes en los programas rehabilitadores a lo largo de unas 20 semanas, en terapias de dos a tres horas, durante dos o tres días a la semana y en los que participarán tanto los enfermos, como los familiares y/o cuidadores.

Hospital General de Palma.

En un comunicado, la Consejería de Salud y Consumo ha recordado que la demencia es una de las enfermedades con más prevalencia dentro de la población balear, debido al envejecimiento de la población y la cronificación de las patologías y, en esta línea, ha explicado que para este grupo de pacientes existen dos terapias complementarias: los tratamientos farmacológicos y la rehabilitación neuropsicológica.

Así, ha anunciado que Gesma habilitará un hospital de día de demencias dentro de las instalaciones del Hospital de Día del Hospital General, donde se realizarán consultas, valoraciones y terapias neuropsicológicas.

Concretamente, ha detallado que este servicio trabajará coordinadamente con los servicios de neurología de los hospitales de agudos de la isla, los cuales derivarán los pacientes que cumplan los criterios de inclusión. Por otra parte, ha informado de que la fase de pruebas se desarrollará con el Hospital de Son Espases y está previsto que se prolongue durante unos meses.

La Consejería dirigida por Vicenç Thomàs ha indicado que el Hospital de Día de Demencias cuenta con un equipo profesional integrado por un médico internista que se coordina con los neurólogos de los servicios de procedencia de los pacientes, una neuropsicóloga y personal de enfermería especializado.

Según ha explicado, su tarea será mejorar la situación de demencias leves o moderadas trabajando las funciones neuropsicológicas para compensar el déficit cognitivo. Así, ha puesto como ejemplo que una persona con alzheimer que tiene alteradas la memoria, el juicio, la orientación y el razonamiento, trabajará en la unidad técnicas de rehabilitación cognitiva que mejoran su situación.