Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Miércoles, 18 de enero de 2012, a las 18:11

Redacción. Vitoria
El gasto total en salud realizado en Euskadi alcanzó en 2009 los 5.636 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,5 por ciento con respecto a 2008, según datos elaborados por Eustat. El gasto total por habitante alcanzó en el mismo año los 2.602 euros, un 6,9 por ciento más.

Un hospital de la red de Osakidetza.

Este gasto total en salud supuso un 8,8 por ciento en porcentaje del PIB en 2009, lo que supone 1,8 puntos porcentuales más que en 2005. Por otro lado, atendiendo a la financiación del gasto, la financiación pública supuso el 75,1 por ciento del gasto total, alcanzando los 4.231 millones en 2009.

Asimismo, el gasto público en salud sobre el gasto total de las administraciones públicas, indicador del esfuerzo en salud realizado por las administraciones públicas, es "creciente" a lo largo de la serie 2005-09, alcanzando el 16,3 por ciento en 2009, indicador que se encuentra por encima de países como Reino Unido (16,0), Bélgica (15,1), Suecia (14,8) y España (15,2).

En la comparación internacional con los datos que ofrece la OCDE para el año 2009, el gasto en salud per capita en Euskadi se sitúa con 3.658 PPC (poder de paridad de compra en dólares) por habitante, por encima de países como Reino Unido (3.487), Finlandia (3.226) y España (3.067) y por debajo de Noruega con 5.352 y Suiza con 5.144, entre otros.

Por otro lado, un análisis detallado de las Cuentas de la Salud de la Comunidad Autónoma del País Vasco muestra que, del total de gasto en salud en 2009, el 96,6 por ciento correspondió a gasto corriente y el 3,4 por ciento restante a formación bruta de capital (inversión).

En el reparto del gasto por funciones, el 74,2 por ciento correspondió a servicios sanitarios individuales, mientras que el mayor crecimiento se produjo en la asistencia sanitaria de media y larga estancia, que creció a una tasa acumulativa anual del 13,8 por ciento, incluyéndose en esta función la mayor parte del gasto sanitario relativo a la dependencia.

La segunda función en importancia de gasto fue el gasto en productos sanitarios dispensados a pacientes externos, que supuso el 17,5 por ciento del gasto. Así, sumando estos dos grupos se obtiene el gasto individual en salud, que representó el 91,8 por ciento del gasto.

El análisis de la estructura de gasto por proveedores indica que la mayor parte del gasto se realizó en los hospitales (40%) y el segundo lugar en importancia lo ocuparon los proveedores de asistencia sanitaria ambulatoria, con un 27 por ciento.