Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:05
Viernes, 18 de febrero de 2011, a las 12:47

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El gasto farmacéutico del Servicio Canario de la Salud bajó en enero un 9,78 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, según ha comentado al Consejo de Gobierno el responsable de Sanidad, Fernando Bañolas.

El portavoz del gobierno canario, Martín Marrero, ha asegurado que en enero se gastaron 43.926.494 euros, frente a los 48.689.000 del primer mes de 2010. Según los datos de la Dirección General de Farmacia, el gasto medio por receta facturada en enero descendió en la Comunidad Autónoma un 12,07 por ciento respecto al mismo mes del año anterior y se situó por debajo de los 12 euros (11,97 euros).
El número de recetas facturadas ascendió a 3.669.816, lo que supone 1,87 recetas por usuario. En el caso de los usuarios activos, el promedio de recetas facturadas fue de 0,80, mientras que en el de los pensionistas, de 6,07.

En cuanto al gasto medio por usuario, el Servicio Canario de la Salud destinó en el mes de enero un promedio de 22,36 euros a financiar la prestación farmacéutica, cantidad que varía desde los 7,07 euros de media por cada usuario activo a los 82,35 euros por cada usuario pensionista.
En enero se emitieron 2.292.830 recetas electrónicas de las 3.669.816 facturadas, lo que supuso un 61,35 por ciento del total.

Por islas, el porcentaje de recetas electrónicas fue del 57,54 en El Hierro; el 82,40 en La Gomera; el 83,50 en La Palma; el 77,83 en Fuerteventura; el 71,21 en Lanzarote; el 77,30 en Tenerife y el 41,17 por ciento en Gran Canaria.

Marrero ha indicado que esta nueva reducción de la factura farmacéutica mensual del SCS es el resultado de las acciones impulsadas por la Consejería de Sanidad sobre uso racional y de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 8/2010, así como de la favorable evolución de la prescripción por principio activo, que se ha aumentado de un 15 por ciento a un 28 por ciento, y el mayor uso de los medicamentos genéricos, cuyo precio ha descendido de forma más acusada que el del resto.

En 2010 el gasto farmacéutico interanual bajó un 7,20 por ciento, así como el gasto medio por receta, que descendió un 8,05