Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:45

La reducción del gasto en sanidad afecta a la calidad de vida de la mujer, según Fecma

En el marco del Día Mundial de la Mujer, la federación ha dejado constancia de su preocupación en materia de servicios, prestaciones, innovaciones o calidades de vida de las mujeres

Martes, 11 de marzo de 2014, a las 11:21
Redacción. Madrid
En el marco del Día Mundial de la Mujer, la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), presidida por María Antonia Gimón, ha querido dejar constancia sobre la reducción que el gasto sanitario ha experimentado en los últimos cuatro años (desde 2009 a 2013) y que ponen en peligro a servicios, prestaciones, innovaciones o calidades de vida de las mujeres.

María Antonia Gimón, presidenta de Fecma.

Un 18  por ciento es lo que el gasto en sanidad se ha visto reducido en España, algo con lo que, según la asociación, ‘’no es posible pensar que avanzamos con decisión hacia los valores como la equidad y la universalidad en la sanidad pública’’, sosteniendo que ‘’la calidad de vida de las mujeres no puede reducirse a un mero dato contable’’.

Así, con motivo del Día Mundial de la Mujer, Fecma ha hecho una mención especial para todas aquellas mujeres que, por lo que sea, han perdido el trabajo que desempeñaban y se encuentran en un estado de desempleo. ‘’Las mujeres que formamos la federación no somos ajenas a nuestra sociedad y vivimos los problemas de las personas que sienten los peores efectos de una crisis económica que las mujeres no hemos creado’’, afirman.

Estas mujeres destacan que no pueden resignarse a que los derechos sean ‘’considerados como una mercancía sujeta a los mecanismos de oferta y demanda’’, pues si se convierten en eso, ‘’dejan de ser derechos universales’’.

Por esto tienen la esperanza en los poderes públicos para formar ‘’reacciones urgentes que hagan posible superar los peores efectos de la crisis económica, el crecimiento económico, la creación de empleos y mejorar las condiciones de vida de las mujeres’’.

Para finalizar, han recordado que la mujer ‘’no puede renunciar a los avances derivados de la incorporación al mercado laboral’’, expresando su preocupación por ‘’las dificultades para mantenerse allí’’ lamentando que ‘’se hayan incrementado las tasas de paro, la precariedad, la temporalidad y marginalidad en el empleo femenino’’.