Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El gasto de los cinco grandes hospitales madrileños, bajo lupa

Un comité de evaluación con tres representantes del Sermas y otros tres de la Intervención General de la Comunidad velará por este proceso

Viernes, 30 de agosto de 2013, a las 16:06

Redacción. Madrid
La Comunidad de Madrid ha emitido una orden por la que procederá al control mensual del gasto de los hospitales de La Paz, el 12 de Octubre, el Ramón y Cajal, el Clínico San Carlos y el Gregorio Marañón.

Patricia Flores, viceconsejera de Asistencia Sanitria.

La orden de la Consejería de Economía y Hacienda ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) el 23 de agosto, en virtud de la aplicación del Decreto 14/2013 de 21 de febrero. El objetivo de esta medida es proceder a un análisis comparativo "entre los objetivos de gasto y de actividad para el periodo que corresponda y los datos sobre el gasto efectivamente incurrido o comprometido e indicadores de actividad realidad". Asimismo, se efectuarán las proyecciones que se estimen convenientes, con el grado de desagregación económica que se considere adecuado para poder determinar "las desviaciones que se hayan producido o las situaciones de las que se derive un riesgo significativo de que se vayan a producir y sus causas".

El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) será el encargado de cursar las instrucciones que estime oportunas en caso de requerirse medidas preventivas o correctoras en un centro si existen los supuestos anteriormente mencionados. Para ello se constituirá un Comité de Evaluación formado por tres representantes del Sermas y otros tres de la Intervención General de la Comunidad.

Entre sus funciones estará el evaluar el nivel de cumplimiento de gasto de los distintos centros respecto a los objetivos marcados, analizar el grado de implementación efectiva de las medidas correctivas o preventivas, identificar los centros que no hayan atendido adecuadamente el requerimiento de información por parte de las unidades de control e identificar los centros susceptibles de incurrir en una desviación presupuestaria respecto a los objetivos marcados.