Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05

El futuro de la lucha contra el cáncer está en las terapias combinadas

Descubren una proteína que podría frenar el crecimiento tumoral y la metástasis en los pulmones

Miércoles, 14 de mayo de 2014, a las 14:00
María de las Heras. Madrid
El director del estudio sobre la implicación de la proteína R-Ras2 en el cáncer de mama, Xosé R. Bustelo, ha defendido durante su presentación el importante papel de las terapias combinadas: “El principal problema que nos encontramos es la fuerte resistencia de las células tumorales a los tratamientos actuales”. Según Bustelo, ningún investigador será capaz de lograr la cura contra el cáncer: “las células tumorales funcionan como un GPS, tienen una vía directa para desarrollarse y si se frena, encuentran distintas vías alternativas. Esto hace que un único tratamiento sea ineficaz para pararlas y sea necesaria una combinación de todos ellos”.

De izquierda a derecha: Balbino Alarcón, investigador, Isabel Oriol, presidenta de AECC, Xosé R. Bustelo, investigador, Cristóbal Belda, director de la Escuela Nacional de Sanidad de Carlos III.

Bustelo ha realizado estas declaraciones tras explicar los resultados positivos de la investigación financiada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y el Instituto de Salud Carlos III que suponen el primer paso para la utilización de la proteína R-Ras2 como inhibidor en el cáncer de mama, concretamente en tumores Her2 positivos y en los triple negativos, los más agresivos. La eliminación de esta proteína en el organismo del paciente podría frenar el crecimiento tumoral y bloquear la metástasis en los pulmones, tal y como ha explicado el director del estudio.

La investigación se ha centrado, hasta el momento, en los tumores más agresivos de mama, pero los expertos no descartan que esta proteína influya también en otros tipos de cáncer: “Por ahora no hemos encontrado evidencia de su participación ni en el de pulmón ni en el de cerebro, pero sí parece estar presente en el de ovarios”, ha aclarado Balbino Alarcón, profesor de Investigación del CSIC en el Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” de Madrid.

Para Bustelo, el aspecto más importante de este hallazgo es la posibilidad de bloquear la metástasis en los pulmones, ya que estas células son las más resistentes: “son lo peor de la familia, las que logran sobrevivir a todos los cambios”. Aunque los resultados se centran solo en el pulmón, los investigadores se han comprometido a seguir estudiando las metástasis en cerebro y hueso.

La investigación, publicada en Nature Communications,  se encuentra en una fase muy inicial y todavía no se ha validado en seres humanos, pero Alarcón ha asegurado que es el primer paso para investigar en fármacos. Bustelo ha estimado que pueden pasar 15 años hasta que finalice este estudio y tenga resultados en los pacientes.

Financiación compartida

La presidenta de AECC, Isabel Oriol, ha destacado la importancia de la financiación compartida: “tenemos que agradecer cada euro llegado de la sociedad civil”. En la misma línea, Cristóbal Belda, director de la Escuela Nacional de Sanidad de Carlos III, ha apuntado los resultados positivos de una inversión con tres pilares: la inversión pública, la privada y el mecenazgo.

Cada año se diagnostican en España 22.000 casos de cáncer de mama, este tumor supone el 30 por ciento de todos los cánceres detectados en mujeres. A pesar de los avances en diagnóstico y tratamientos, sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer en las mujeres españolas.

ENLACES RELACIONADOS

2014 confirmará el potencial de la inmunoterapia en cáncer (9/5/2014)