Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00
Jueves, 17 de mayo de 2012, a las 14:19
TACHAN LA MEDIDA DE “INEFICIENTE” Y “CONTRARIA AL CÓDIGO DEONTOLÓGICO MÉDICO”
El Foro de Primaria considera inconstitucional suspender la asistencia a inmigrantes
Sí se muestran satisfechos por el control del turismo sanitario, el establecimiento de una central de compras, y la disminución de la excesiva medicalización social

Redacción. Madrid
Las siete organizaciones que componen el Foro de Médicos de Atención Primaria (OMC, CESM, Semfyc, Semergen, SEMG, Aepap y Sepeap) han hecho público un manifiesto conjunto en el que tachan de inconstitucional la suspensión de parte de la asistencia sanitaria a inmigrantes en situación irregular, incluida en el Real Decreto 16/2012. En relación con los extranjeros, argumentan, el Tribunal Constitucional, “tiene declarado que la dignidad de la persona, como ‘fundamento del orden político y la paz social’ (art. 10.1 CE), obliga a reconocer a cualquier persona, independientemente de la situación en que se encuentre, aquellos derechos o contenidos de los mismos”.

Foto de familia del Foro de Médicos de Atención Primaria durante su última reunión.


Además, aseguran que es una medida “contraria al código deontológico médico”, pues sitúa a los profesionales médicos “ante un dilema ético, al no poder asegurar la continuidad de tratamiento y cuidados a sus pacientes”. Por otra parte, consideran que esta medida puede ocasionar “disfunciones” en el sistema sanitario, derivadas de sobrecargas en los servicios de urgencias de aquellas poblaciones con mayor número de extranjeros en situación no regularizada. Esto “complica aún más la ya habitual elevada demanda de asistencia sanitaria que sufren estos servicios”, aseveran.

El Foro respalda otras medidas del nuevo RD 16/2012 como son el control del turismo sanitario, el establecimiento de una central de compras, y la disminución de la excesiva medicalización social, aunque lamentan que el Gobierno “haya adoptado medidas puntuales y no reformas estructurales”.